Las “Torrijas de vino tinto” son un postre muy típico de Semana Santa y con mucha presencia en algunos lugares de la geografía española.. En Galicia  también son muy conocidas estas torrijas de vino tinto y  muy sencillas de hacer, solo se necesita un buen pan y que el vino sea rico,  no utilices ningún vino que no te beberías o estropearás este postre.

El color que le queda a estas torrijas es realmente maravilloso y el caramelizado no puede estar más ricos. Sin duda, estas “Torrijas de vino tinto” son las que más me gustan de todas, están espectaculares.

Ya sabéis que mi cocina es sencilla, pero el producto a utilizar debe ser escogido con mimo. Si no tienes tiempo de hacer el pan especial para torrijas, busca un pan compacto y rico que sirva para albergar el almíbar del vino tinto sin romperse y escoge un vino tinto que sin destrozarte  la cartera, sea decente.

torrijas de vino tinto
 
6 torrijas
Frabisa:
Cocina: Dulce de Semana Santa
Ingredientes
  • Rebanadas de pan de torrijas
  • 1 litro de vino tinto (mejor un Mencía)
  • 300 g de azúcar
  • La piel de una naranja
  • La piel de un limón
  • Unas ramitas de canela
  • Anís estrellado.
  • Para el rebozado
  • Harina
  • Huevos (2 o 3)
  • aceite para la fritura
  • Para la presentación.
  • Yogur griego sin azúcar
  • Frambuesas frescas
  • Hojitas de hierbabuena
Instrucciones
  1. Ponemos el vino en un cazo con el azúcar, las pieles de naranja y limón, la canela y el anís estrellado y lo llevamos a ebullición, bajamos el fuego un poco y dejamos que hierva durante unos minutos (entre 5 y 8). a fin de que se mezclen bien los sabores. Colamos y reservamos caliente.
  2. Disponemos el pan cortado sobre una fuente y mojamos con el vino caliente (es importante que esté caliente ya que de este modo resulta mucho más fácil empapar el pan).
  3. Preparamos una sartén con el aceite a fin de que se vaya calentando (no debe humear pero debe estar caliente)
  4. Pasamos las torrijas ligeramente por harina para que selle el interior mojado con vino y lo pasamos por huevo batido.
  5. Freímos las torrijas a fuego medio-alto, un vuelta y vuelta para que se forme costra de cada lado. Las damos vuelta con una espátula y mucho mimo y cariño, no queremos que se nos rompan y recuerda que están muy tiernas porque las hemos emborrachado mucho.
  6. Pasamos las torrijas recién fritas por papel absorbente para eliminar el exceso de aceite.
  7. Nos ha sobrado vino, así que lo volvemos a poner al fuego y dejamos que reduzca, si fuese necesario, añadimos un par de cucharadas más de azúcar.
  8. Cuando haya reducido lo suficiente y se haya formado un almíbar espeso, nos ayudaremos de un pincel de cocina para pintar las torrijas con esta mezcla que le proporcionará un color y un brillo precioso.
  9. Servimos con un poquito de yogur griego sin azúcar y alguna fruta fresca como pueden ser las frambuesas. Decoramos con una hojita de hierbabuena.
Frabiconsejos
También puedes hacerlas con pan de barra del día anterior.
¿Porqué es mejor un Mencía? porque tiene un color precioso, intenso que hará que nuestras torrijas luzcan espectaculares.
Las torrijas de vino tinto salen de la sartén con un color y aspecto feo. El color que resulta del huevo y el vino, no es muy apetecible que digamos, por eso es importante darle el último toque del almíbar de vino tinto con azúcar, quedan realmente preciosas y no hablemos de lo deliciosas que están.
El vino queda de un rojo intenso.

 

No podrás parar de comer.

 

A disfrutar!

¿Qué te ha parecido esta receta?

Tu valoración, aquí: 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars votos)
Cargando…
Publicidad
Publicidad
  1. José Orviz

    Torrijas con vino tinto siguiendo to receta me salieron preciosas y sabroslslmas.Muchas gracias desde Indonesia. J.Orviz

    • Muchas gracias, José por el comentario!! Qué ilusión que me escribas desde Indonesia, me he quedado flipada :))) Saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *