Los bizcochos son mi debilidad y buena prueba de ello son la cantidad de recetas que acumula este blog, hoy tenemos una nueva, “Bizcocho con semillas de amapola”.

La repostería casera siempre es saludable y más si es  un bizcocho, un dulce estupendo con el que acompañar tus desayunos y los de tu familia.

Bien envuelto en film transparente se conservará estupendamente durante 3 o 4 días, pero si crees que vais a tardar más en consumirlo, una opción buenísima es congelar la mitad, incluso lo puedes congelar por rebanadas e ir sacando las necesarias.

Tengo una lectora que empezó a seguirme sólo con el afán de leerme pero no horneaba porque vive sola y le parecía que era una pérdida de tiempo hacerlo para una persona. Conseguí convencerla de que una persona es tan importante o más que una docena, así que ahora hornea su bizcocho, lo parte en 3, congela 2 partes y las va sacando del congelador a medida de que lo consume. Es obligatorio mimarse a uno mismo, es la primera y más importante regla de supervivencia, estando bien con uno mismo estaremos en disposición de ayudar a los demás.

Bizcocho de semillas de amapola con glaseado
 
molde rectangular de 11 cm x 26 cm x 7 cm de altura
Frabisa:
Cocina: Repostera
Ingredientes
  • 3 huevos
  • 250 gr. de azúcar común (o su equivalente en tu edulcorante habitual para repostería, en Sucralin son 30 g.)
  • 1 pizca de sal
  • 40 g de semillas de amapola
  • 300 g. de harina para repostería
  • 10 g. de levadura de repostería (tipo Royal)
  • 150 g. de mantequilla derretida (no debe estar caliente)
  • 150 ml de nata (crema de leche) mezclada con el zumo de medio limón (Buttermilk de nata o crema de leche) AQUÍ te explico como hacerlo.
  • Ralladura de 2 limones
  • Glaseado (opcional)
  • 120 g de azúcar glas con 1 cucharada de zumo de limón.
Instrucciones
  1. Thermomix
  2. Precalienta el horno a 180ºC, calor arriba y abajo y coloca la rejilla en la segunda guía del horno empezando a contar por abajo.
  3. Engrasa el molde con mantequilla o spray desmoldante, espolvorea harina y gira el molde hacia abajo para eliminar la sobrante, o forra el molde con papel vegetal.
  4. Coloca la mariposa en el vaso de la Thermomix y añade los huevos, la ralladura, y el azúcar , programa 6 minutos a 37ºC y velocidad 4.
  5. Agrega la mantequilla derretida y programa 10 segundos a velocidad 3, sin temperatura.
  6. Añade la harina tamizada con la levadura, las semillas de amapola y la pizca de sal y programa 20 segundos a velocidad 3. Apaga la máquina y ayúdate de una espátula o lengua de silicona de cocina para terminar de integrar la masa con movimientos envolventes desde abajo hacia arriba hasta que toda la mezcla tenga la misma textura, añáde el buttermilk y continúa integrando.
  7. Vierte la mezcla en el molde, ayúdate de una espátula para alisar la superficie, coloca un paño o una tabla de cocina en la encimera y sobre lo que hayas puesto, golpea un par de veces con moderación pero con cierta energía el molde para que la masa asiente bien.
  8. Hornea a 180º durante 20 minutos, después baja la temperatura a 170º y hornea 45 minutos más.
  9. Pincha con una brocheta en el centro del bizcocho y comprueba que salga limpia o deja unos minutos más.
  10. Finalizada la cocción, retira el bizcocho del horno, aguarda 10 minutos a que se enfríe un poco y desmolda sobre una rejilla para enfríe totalmente.
  11. Mezcla el azúcar glas con el zumo de limón y viértelo sobre la superficie (opcional)
  12. Sirve.
  13. Manual
  14. Precalienta el horno a 180ºC, calor arriba y abajo y coloca la rejilla en la segunda guía del horno empezando a contar por abajo.
  15. Engrasa el molde con mantequilla o spray desmoldante, espolvorea harina y gira el molde hacia abajo para eliminar la sobrante, o forra el molde con papel vegetal.
  16. Mezcla con varillas el azúcar con los huevos hasta obtener una mezcla blanquecina.
  17. Añade la mantequilla derretida y fría, mezcla hasta integrar.
  18. Agrega la ralladura de limón.
  19. Incorpora la harina tamizada con la levadura de repostería y las semillas de amapola en tres tandas, alternando la adición del buttermilk empezando y terminando con los ingredientes secos
  20. Vierte la mezcla en el molde, ayúdate de una espátula para alisar la superficie, coloca un paño o una tabla de cocina en la encimera y sobre lo que hayas puesto, golpea un par de veces con moderación pero con cierta energía el molde para que la masa asiente bien.
  21. Hornea a 180º durante 20 minutos, después baja la temperatura a 170º y hornea 45 minutos más.
  22. Pincha con una brocheta en el centro del bizcocho y comprueba que salga limpia o deja unos minutos más.
  23. Finalizada la cocción, retira el bizcocho del horno, aguarda 10 minutos a que se enfríe un poco y desmolda sobre una rejilla para enfríe totalmente.
  24. Mezcla el azúcar glas con el zumo de limón y viértelo sobre la superficie (opcional)
  25. Sirve.
Frabiconsejos:

Si donde vives las harinas tienen otro nombre, busca AQUÍ la denominación que corresponde a tu lugar de residencia.

No he experimentado esta receta con otro tipo de harina, por tanto no puedo recomendarte otra variación que no sea la harina  que aparece en los ingredientes. Si haces esta receta y pruebas a elaborarla con otra harina, por favor, cuéntanoslo.

Conviene que todos los ingredientes estén a temperatura ambiente.

¿Te has olvidado de sacar los huevos de la nevera?

Un remedio casero para cuando te has olvidado sacarlos de la nevera con antelación es sumergirlos en agua tibia durante unos minutos, de ese modo conseguiremos atemperarlos.

¿Fue la mantequilla la que has olvidado en el frigorífico? (a mí se me olvida siempre) con cortarla en cubos y ponerla unos segundos en el microondas en función descongelar, se ablandará sin dificultad, también puedes rallarla y en pocos minutos alcanzará la temperatura adecuada. Otra opción es cortarla en pequeños cubitos, adquirirá temperatura en unos minutos.

¿Quieres sustituir la mantequilla por aceite? La proporción es  cada 100 g de mantequilla sustituirla por 90 g de aceite (de oliva o girasol)

¿Quieres utilizar edulcorante? Si quieres prescindir del azúcar en las recetas de masas abizcochadas puedes sustituir la cantidad indicada de azúcar por su equivalente al edulcorante que utilices. Recuerda que no todos los edulcorantes sirven para hornear, deben especificar en la etiqueta que soportan altas temperaturas. Si haces este bizcocho con edulcorante, bátelo con los huevos.

¿Congelado? Este bizcocho se conserva en perfectas condiciones durante 3 o 4 días. Puedes congelarlo en bolsas adecuadas y descongelar a temperatura ambiente.

TODO lo que debes saber para que tus bizcochos te salgan PERFECTOS, lo tienes AQUÍ dedica unos minutos, asimila la información y comienza.

Puedes ver AQUÍ otras recetas de bizcochos.

¿Qué te ha parecido esta receta?

Tu valoración, aquí: 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars votos)
Cargando…
Publicidad
Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *