Nos encantan las croquetas, no son difíciles pero sí laboriosas, pero todo es cuestión de mentalizarse y organizarse. Un día haces la masa y al día siguiente, hala, manos a la masa y en un ratito, las tienes hechas ¿y la alegría que le vas a dar a tu familia?  porque si hay algo que entusiasma a todo el mundo, son unas ricas croquetas caseras, hechas con mimo y con ¡relleno! 

¿Sabes que en la portada del blog hay un ¿TUTORIAL DE COMO HACER LAS CROQUETAS PERFECTAS? si te gustan pero aún no le has encontrado el truquillo para que te queden bien, no te lo pierdas.

Estas croquetas están espectaculares y si además las acompañas con una ensaladita, la comida será completa.

No hay nada especial o diferente entre los ingredientes de este plato de cocina diaria, yo no me he tenido que ir muy lejos porque todo lo he comprado en mi GADIS, mi supermercado de cabecera desde que tengo uso de razón.

Receta: 
  • Ingredientes (salen unas 34 croquetas)
  • 250 g. de pollo asado al horno (yo utilizo pollo de corral de COREN)
  • 1/2 cebolla morada
  • 1 diente de ajo sin gérmen
  • 15 g. de mantequilla.
  • 400 ml de leche
  • 200 ml de nata
  • 70 g de harina de trigo
  • 20 g de  maizena
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Pimienta negra molida
  • Nuez moscada
  • Sal
  • Rebozar con: Harina , huevo (2) y pan rallado (en cantidad suficiente, ya vamos viendo)
  • Aceite para freír
https://www.dailymotion.com/video/x7bdghh
Elaboración 
  • – Mezclar la leche con la nata y reservar.
  • – Poner al fuego una olla de fondo ancho un chorrito de aceite y rehogar la  cebolla y el ajo bien picadito. Espolvorear con una pizca de sal para que sude y dejarlo unos minutos hasta que se haya pochado bien.
  • – Incorporar la harina y la maicena, revolver bien a fin de conseguir que se tuesten. Comenzamos a añadir la mezcla de leche-nata, empezamos por poca cantidad y revolvemos hasta que se haya incorporado totalmente, repetimos el proceso hasta el final.
  • – Añadimos la sal, la nuez moscada y la pimienta, revolvemos, apagamos el fuego e incorporamos la mantequilla hasta integrarla en la mezcla.
  • – Por último añadimos el pollo asado, o bien muy picadita o triturada (yo la trituré), revolvemos y vertemos la mezcla en una fuente mojada (para que no se pegue al fondo), tapamos con papel film de modo que éste toque la masa en toda la superficie a fin de que no se forme costra. Dejar enfriar, se puede guardar en el refrigerador de un día para otro.
  • Puedes ir tomando porciones con una cuchara sopera o hacer choricitos como veis que hice yo, del modo que os resulte más cómodo. Las formais bien, evitando dejar agujeritos, si fuese necesario mojad las manos, es como jugar con plastilina.
  • A continuación las pasais por harina evitando los pegotes, por huevo batido y por último por pan rallado.
  • Aquí hay variables, hay quien le gusta pasar por pan rallado-huevo-pan rallado, según tu gusto.
  • He comprobado que se obtiene una corteza más crujiente si una vez formadas y rebozadas dejamos secar las croquetas a temperatura ambiente (o en la nevera) y sin cubrir (aproximadamente una media hora).

El momento fritura es importantísimo.

  • El aceite debe de estar caliente pero NO debe  humear, la temperatura debe oscilar entre los 175-178º.
  • croquetas11
  • Fritura por inmersión: Utilizamos un cazo con suficiente aceite para que  las croquetas se sumerjan totalmente en el aceite cuando las fríamos. De este modo  el choque térmico produce la deshidratación de la superficie de la croqueta provocando instantáneamente una corteza crujiente y protectora del interior. Vamos girando las croquetas todo el tiempo con dos tenedores, no necesitamos cocer el interior que ya está cocido, así que es cuestión de segundos y hala, pasamos rapidamente a una fuente con papel absorbente.
  • Mantener la temperatura del aceite durante la fritura: Para ello se recomienda freír en pequeñas tandas, no más de 3 croquetas por vez.

Después de freír, siempre pasaremos los alimentos por papel absorbente, no necesitamos grasas añadidas, da igual si estamos delgados, es cuestión de salud.

Frabiconsejos:  Yo utilizo siempre pan rallado con perejil, por eso esos puntitos negros que  veis, quizás esteticamente no queden tan bonitas, pero a mi me gusta el sabor, sin embargo puedes utilizar el pan rallado que quieras.
. ¿Se pueden congelar? Sí,  debes extenderlas en una fuente, cubrirlas con film transparente y directamente al congelador, cuando ya estén congeladas, puedes pasarlas a una bolsa apta para congelación que ocupará menos espacio.
Truco: Sin duda el truco para unas croquetas cremosas es una buena bechamel, puedes ver el paso a paso de una buena bechamel publicada en este blog.

¿Quieres conocer todos los trucos y consejos para hacer la croqueta perfecta? AQUÍ te lo explico.

Si quieres puedes ver AQUÍ, otras recetas de croquetas publicadas en este blog.

A disfrutar!!

¿Qué te ha parecido esta receta?

Tu valoración, aquí: 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars votos)
Cargando…
Publicidad
Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *