La “Pularda del Convento asada con salsa CUMBERLAND” es una receta ideal para principiantes , para quienes no quieren complicarse demasiado  en la cocina y sobre todo, para quienes tienen el tiempo justo para cocinar y no se pueden poner a elaborar largos y engorrosos rellenos.

El asado por si mismo veréis que es sencillísimo, sólo requiere unos mínimos pasos de cariño y horno bajito durante dos horas para que la carne espectacular de la pularda se haga despacito manteniendo todos los jugos y sabores del fuego lento. Tampoco tenéis que estar pendiente (salvo que le tengáis miedo a vuestro horno y temáis que os la juegue), simplemente cuando lleve una hora de horneado, bañáis la pularda con la mezcla zumo-coñac y 10 minutos antes de terminar, le dais vuelta para dorar la pechuga. Pondremos desde el principio la pechuga hacia abajo porque como es la parte “más seca” de la pularda la vamos a “proteger” y dejaremos que se hornee bañada en los jugos de la grasa del ibérico, del zumo de naranja y el coñac.

¿Estáis pensando que 2 horas es mucho tiempo y pensáis que con la mitad de tiempo es suficiente? sin duda podéis asarla en la mitad de tiempoa temperatura más alta pero os aseguro que el resultado no es ni parecido y lo he experimentado. Con horno a mayor temperatura y en menos tiempo la carne queda más seca y ni la mitad de sabrosa.

La salsa CUMBERLAND acompaña a la pularda asada de modo espectacular, su sabor ligeramente dulzón con el toque de cítricos enamora este asado. Podéis tenerla hecha desde días antes, refrigerarla y cuando la vayáis a hacer la sacáis de la nevera 1 hora antes y la servís a temperatura ambiente.

Otro capítulo aparte merecen las guarniciones de este plato, todas ellas deliciosas y elegantes completarán este asado de un modo delicioso. También son guarniciones que puedes preparar con antelación, salvo las patatas que conviene servir calientes tanto las zanahorias como las uvas se pueden presentar a temperatura ambiente.

 

 

 

 

 

 

 

Puedes ver AQUÍ los puntos de VENTA de COREN donde poder conseguir tu PULARDA.

Pularda asada con salsa CUMBERLAND
 
Preparación
Cocción
Tiempo total
 
8.10 personas
Frabisa:
Cocina: Navidad
Serves: 3 hours
Ingredientes
  • 1 Pularda de COREN
  • Zumo de 1 naranja grande
  • 50 ml de coñac
  • Sal y pimienta negra de molinillo
  • Romero fresco.
  • Adobo (receta AQUÍ)
  • GUARNICIONES
  • Zanahorias confitadas (receta AQUÍ)
  • Uvas rosadas salteadas
  • Patatas a la mantequilla
  • Perejil fresco
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • SALSA CUMBERLAND, receta AQUÍ
Instrucciones
  1. Retiramos manualmente alguna pequeña pluma que pueda tener y quemamos con soplete de cocina las minúsculas que ya no puedan retirarse de otro modo.
  2. Lavamos la pularda debajo del grifo y secamos bien con papel de cocina.
  3. Salamos y espolvoreamos pimienta negra por toda la pularda, también por dentro de la barriga.
  4. Nos ayudamos con una cuchara para introducir bastante adobo por dentro y después lo extendemos bien con la mano.
  5. Ponemos dentro una rama de romero.
  6. Atamos las patatas y también pasamos hilo de cocina a la altura de las alas para que durante el asado conserve la forma y podamos manipularla mejor.
  7. Ponemos la pularda en una fuente de hornear con la pechuga hacia abajo. Embadurnamos bien con manteca de cerdo ibérico y volcamos el resto del adobo por encima, masajeamos bien la parte posterior de la pularda con el mejunje.
  8. HORNO
  9. Encendemos el horno con calor abajo y aire (o calor abajo y arriba) a 150º de temperatura, ponemos la rejilla en la segunda guía del horno comenzando a contar desde abajo.
  10. Hornea 1 hora y vierte por encima la mezcla de zumo de naranja y coñac, continúa horneando 50 minutos más.
  11. Ahora da vuelta la pularda de tal modo que la pechuga quede hacia arriba, enciende el grill del horno a 200º , vierte salsa del fondo de la fuente por encima y dora entre 7 y 10 minutos o hasta que la veas doradita. ( mucho cuidadito en este paso no vaya a ser que el horno se vuelva loco y en vez de dorar termine quemando).
  12. Bien doradita la pularda, vuelve a bañar con sus propios jugos, apaga el horno y deja reposar la carne unos 10 minutos antes de trinchar.
Zanahorias confitadas al tomillo: Receta AQUÍ.

Uvas: Escoge uvas rosadas grandes, desgránalas y saltéalas 2 o 3 minutos en una sartén con 1 cucharada de aceite de oliva virgen extra.

Patatas a la mantequilla: Cuece patatas pequeñas con su piel y una vez cocidas, retira la piel o si son grandes pélalas y córtalas en 4. Otra opción EXPRESS es comprar las patatas en conserva, en cuyo caso las escurres y lavas bien debajo del grifo.

Pon una sartén con una nuez de mantequilla y saltéa las patatas a fuego medio-alto hasta conseguir un bonito color dorado. Salpimenta, espolvorea con perejil picadito y sirve.

 

 

 

 

 

 

Presentación: Sirve la pularda troceada en una fuente acompañada con las fuentes de las guarniciones y la deliciosa salsa CUMBERLAND.

 

 

 

 

¿Quieres hacer la Pularda rellena? tienes una buena receta AQUÍ

¿Prefieres hacer un CAPÓN RELLENO? tengo AQUÍ la mejor receta.

A disfrutar!

¿Qué te ha parecido esta receta?

Tu valoración, aquí: 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars votos)
Cargando…
Publicidad
Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *