La calabaza con sus múltiples variedades ha sido el gran descubrimiento de las plazas coruñesas de los últimos 30 años. Antes no es que no se conociera, simplemente se plantaban y se las daban de comer a los cerdos, ¡¡inaudito!! pero así era, eso me contaron mis tíos cuando yo vine de Montevideo y no podía creer que algo tan apreciado allá, aquí no se valorase en absoluto.

Por suerte eso ha cambiado y ahora las encontramos de todos los tamaños y colores. Además de tener un color precioso, su pulpa es suave, digestiva y ligeramente dulzona, tanto sirve para dulce como para salado.

Mi hijo Álvaro, ha cosechado por primera vez en su vida, ¡calabazas! y bastantes por cierto, espero que el próximo año plante todas las semillas de calabazas diferentes que le compré en Francia y podamos variar.

Álvaro jamás en su vida había cosechado nada.

Su abuelo paterno había abandonado su pequeña huerta hacía seis años cuando las fuerzas comenzaron a abandonarle. Sus últimas semanas estuvo hospitalizado y Álvaro pasó con él  largas horas en el hospital, hablaban mucho. A Álvaro siempre le entusiasmó hacerles muchas preguntas a sus abuelos y atendía sin pestañear sus historias y explicaciones.

Tres meses después de fallecer su abuelo, entró por primera vez en aquella vieja casa abandonada llena de telarañas,  sorprendido porque había tantas cosas colgadas del techo (para que los ratones no las alcanzaran). Rodeando la vieja casa estaba la huerta llena de maleza.

A partir de ahí empezó a investigar, se compró un libro y también encontró muchísima información en internet. Practica el cultivo ecológico, no utiliza pesticidas, intercala plantas aromáticas para ahuyentar las plagas. Y todo esto lo hace en las horas libres que le deja su trabajo.

En su primera cosecha, ha recogido patatas para todo el año, ajos, cebollas, lechugas, tomates, calabazas, pimientos. Me enorgullece su labor.

calabaza-frabisa

Tortitas Campesinas de Calabaza
 
Frabisa:
Cocina: Internacional
Ingredientes
  • 300 gr. de calabaza cocida [yo la asé en el horno]
  • 1 puerro
  • 1 zanahoria grande
  • 1 calabacín de tamaño grande
  • 2 cucharadas de harina
  • ½ cucharadita de impulsor de repostería tipo Royal.
  • 200 ml. de nata de cocinar (18% materia grasa) (puede ser Leche Ideal o nata vegetal)
  • 2 huevos tamaño XL.
  • Pizca de jengibre
  • Pizca de coriandro en polvo
  • Sal
  • Pimienta Negra
  • Aceite de Oliva
Instrucciones
  1. - Raya la zanahoria y el calabacín y cuécelos en un cuenco tapado con papel film en el microondas durante 8 minutos. Retira y vuelcalos en un colador a escurrir.
  2. - Pon en el vaso de la batidora la calabaza y los huevos y tritura. Incorpora la nata y añade la harina, el impulsor y mezcla.
  3. - En una sartén con media cucharada de aceite rehoga el puerro picado menudo.
  4. - En un cuenco grande vuelca la mezcla del vaso de la batidora, añade el calabacín, la zanahoria, el puerro, y sazona con el jengibre, el coriandro, la sal y la pimienta.
  5. Calienta una sartén, pincela con aceite y ayudándote de un cucharón, comienza a hacer las tortitas a fuego medio hasta terminar la mezcla.
Frabiconsejos
Acompaña de salsa Tártara.
tortitas-calabazas1

 

Me parecen exquisitas, con el toque especiado del jengibre y el coriandro, finas y delicadas al paladar, acompañadas por un poquito de Salsa Tártara, están maravillosas.

Puedes ver como “asar calabaza al horno” sin ningún trabajo.

Si te gusta la receta no te vayas sin valorarla, sólo un click en las estrellitas :)

¿Qué te ha parecido esta receta?

Tu valoración, aquí: 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars votos)
Cargando…
Publicidad
Publicidad
  1. Preciosas lsa fotos, divina la receta y muy bien por Alvaro.
    Unos amigos de Montevideo me contaron que cuando eran chicos allá no comían palta (aguacate) y que se lo tiraban unos a los otros jugando.
    Mira que ha dado vueltas el mundo y que rico ahora poder disfrutar de casi todo en todas partes.
    Besos,
    Vero

    • Muchas gracias por tu visita y por tu comentario, Vero!!! Ya ves, el mundo gira sin parar y en medio, nosotros vemos cosas que no imaginábamos que veríamos. Un abrazo, preciosa!

  2. Ola!
    Probei esta receita e teño que dicir que a masa das tortitas estaba estupenda, tanto de textura como de sabor, pero algo tivo que fallar porque unha vez na tixola non tiñan consistencia, rompían ao intentar darlles a volta. Botei un ovo máis por ver se ligaba, pero nada, non sei se foi un problema de fariña, de ovos….
    Se alguén tivo un problema similar e atopou a solución rogaríalle que a compartiese.
    Grazas.

    • Patricia, para tener más consistencia debías ponerle un poco más de harina, no más huevos. Todas las harinas no son iguales, algunas son menos densas y se necesita poner un poco más. Saludos

    • solo felicitarla por su pagina excelente y por la labor que hace su hijo emprendedor y amante de seguir en la cosecha que de una o otra forma logró su abuelo sus palabras fueron la enseñanza, la humildad y el amor a su querido abuelo. que dios bendiga a usted y su familia.

  3. Mi mas enhorabuena por tu hijo, pues se lo ha currado el chico segun dices, que pena que estemos a 900km para echarle una mano en el huerto, que me encanta, yo suelo plantar en madetas. Sobre las tortitas he de decirte: que tienen una pinta estupenda!!
    Un besito

  4. Que tortitas tan deliciosas y sanas, desde luego que puedes sentirte orgullosa desde luego su abuelo también lo está esté donde esté, de ver que alguién mejor dicho su nieto no ha querido que se perdiera lo que el hacia, no hay nada coo un propio huerto,besitos

  5. Hola,
    hoy he descubierto tu blog gracias a Directo al Paladar y me ha entrado mucha curiosidad por esas tortillas de calabaza. Me gusta usar la calabaza para hacer cremas, pasteles, mermeladas o lo que sea por que es un ingrediente imprescindible en otoño. Así que gracias por esta receta, es una idea genial.
    Te invito a conocer mi blog:
    http://loschatoschefs.blogspot.com.es

    Un abrazo!

  6. anayblanca

    Que mejor sabor que un producto de la tierra cultivado con todo el amor y los conocimientos heredados de su abuelo.
    No dudo en el rico sabor de estas tortitas.
    Un abrazo.
    Blanca de JUEGO DE SABORES

  7. Hola guapa! Pero que orgullosa que estás de tu hijo! Y no es sin motivos!
    Ya tiene mérito que siendo un chico de ciudad y sin formación previa, sea capaz de obtener esos resultados tan pronto! Cuando nos mudamos a nuestra casa yo lo intenté y fue un estruendoso fracaso! Tiré la toalla de por vida!
    La parte de la relación de Álvaro con su abuelo me resulta muy entrañable…
    Las calabazas son … im-presionantes! Que bonitos ejemplares!
    No soy mucho de cocinar con calabaza…, en mi casa probablemente se las echase a los cerdos, ja, ja. Será que no les tengo cogido el punto…
    Besazos cielo y buena semana!

  8. Como no te va a enorgullecer si hasta yo misma leyendo la historia me he emocionado.
    Mejor proveedor no te podrías haber agenciado eh !
    Las tortitas son una maravilla. Me han regalado unas calabazas , asi que las probaré ;)
    Besinos .

  9. Pues que suerte ha tenido hija mía, mi padre tampoco utiliza pesticidas y este año se le ha ido casi todo al garete. Pimientos, lechugas, calabacines, cebollas, patatas y punto final, del resto nos hemos quedado con las ganas. Menos mal que ahora ya están las nabizas bien hermosas y en un par de semanas ya podemos meterles mano, tengo ganas de caldiño jajajajajaja. Y sobre todo si aparece ya la lluvía y los días grises, feos y con poca luz, solo falta que comience el frío y mismo parecerá que estamos en pleno invierno. En fin, en Galicia el tiempo es así y aunque suene raro, a mi me encanta, no podría vivir en otro lado.
    La calabaza la uso mucho, me gusta echarle a los guisos, sopas, cremas pero no se me ocurrió nunca preparar unas tortitas saladas con ellas. Si las chulas de carnaval, esas no las perdono nunca porque están deliciosas y son muy facilitas de preparar. Así que nada, se probarán pues las tuyas Isa, que acompañadas de la salsa tártara tienen que ser un bocado rico, rico.

    Bicos preciosa ( menuda parrafada te he dejado hoy, por dios)

  10. Cultivar da muchas satisfacciones, es un trabajo muchas veces duro, pero merece la pena.
    Las tortitas tienen un color precioso, una pinta fantástica. Me parece una forma muy rica de tomar verdura para los más reacios y para los niños que abominan del verde.
    Feliz día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *