Esta es una receta sencilla que a mí me gusta especialmente, aúna el toque cítrico de las mandarinas que refresca la salsa densa del gorgonzola y las judías al vapor balancean el plato para no hacerlo demasiado pesado. Todo ello con una carne tan rica, tierna y jugosa como el solomillo de cerdo.

Resulta además muy vistoso para una comida de invitados o sencillamente una comida de domingo y algo también muy importante, no resulta caro.

Así lo hice…

  • Ingredientes (2 personas)

Solomillo

  • – 2 solomillo de cerdo de pequeño tamaño (o uno grande)
  • – 2 cucharadas de aceite de oliva
  • – 1/2 copa de Oporto (o coñac)
  • – Sal y pimienta negra molida.

Para las mandarinas confitadas

  • – 2 mandarinas (sin semillas)
  • – 1 cucharada de aceite de oliva
  • – 2 cucharadas de vinagre balsámico de Módena.
  • – 1 cucharada sopera colmada de azúcar moreno.

Salsa 

  • – 200 ml de nata 35% materia grasa
  • – 80 gr. de queso gorgonzola
  • – Sal
  • – Pimienta negra molida

Guarnición

  • – 300 gr. de judías verdes frescas
  • – Sal en escamas
  • – Aceite de oliva virgen extra

solomillo, mandarinas, gorgonzolaGajos de mandarina

  • – Pelamos las mandarinas y desgranamos los gajos retirando con cuidado todas las pieles blancas que las recubren.
  • – En una sartén al fuego ponemos el aceite, el vinagre de módena y el azúcar moreno, dejamos unos segundos que se mezclen bien los ingredientes y agregamos las mandarinas dándole vueltas y salteándolas. Esta operación no debe de durar más de 2 o 3 minutos porque no queremos que se rompa la piel de las mandarinas. Retiramos y reservamos.

Solomillo

  • 1- Pínta los solomillos con aceite de oliva y espolvorealos con pimienta negra y NO los sales hasta que la carne esté bien sellada para evitar que pierda jugos.
  • 2- Calienta la plancha a fuego vivo y asa los solomillos girando a menudo a fin de que se forme una costra exterior que resguarde un interior jugoso. . El punto de cocción será el que te guste pero quedan divinos si quedan rosaditos por dentro, si te gusta la carne muy hecha, deberás dejarlos más tiempo.
  • 3- Asada la carne, vierte la media copa de Oporto en la plancha caliente, un segundo será tiempo suficiente para recuperar los jugos dejados por el solomillo, vierte la salsita resultante por encima de los solomillos. Sírvelos cortados en rodajas… o enteros, a tu gusto. Espolvorea sal en escamas sobre la carne.
  • 4- El solomillo deberá ser lo último que hagas para poder servir la carne muy caliente.

Salsa

  • – Pon la nata en un cazo a fuego medio-alto, cuando comience a hervir, añade el queso cortado en cubos. Revuelve con unas varillas hasta que se mezcle, salpimenta y mantén en el fuego hasta que vaya espesando y tenga el punto cremoso adecuado.

Guarnición

  • Corté las judías, con el maravilloso artilugio cortajudías,  las deja impresionantes de lindas y originales. Yo las cocí al vapor y cuidando de que no se pasaran. Para ello, en cuanto me pareció que estaban lo suficientemente cocidas, las pasé automaticamente a un cuenco con agua y hielo que sirvió para cortar la cocción y así mantuvieron ese maravilloso e intenso color verde.solomillo, mandarinas, gorgonzola

El emplatado salta a la vista, así que no hace falta que explique más, si se te ocurre algo distinto, seguro que queda fenomenal. A disfrutar!

¿Qué te ha parecido esta receta?

Tu valoración, aquí: 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars votos)
Cargando…
Publicidad
Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *