La receta de  “Torrijas a la miel” es una receta antigua en mi casa,  recuerdo a mi madre hacerlas siempre así y yo no pasa un año que por lo menos una vez haga estas torrijas con miel.

Este año tienen un añadido que las enriquece aún más, y es que están hechas con el “Pan de brioche para torrijas” que he consigue una textura tierna y cremosa de la textura y la convierte en un auténtico postre goloso. Es una lástima que este dulce tan emblemático se vea reducido a esta época concreta del año porque es delicioso y nos encanta a todos.

Torrijas a la miel
 
8 torrijas grandes
Frabisa:
Cocina: Dulce
Ingredientes
  • Pan de torrijas (receta AQUÍ) o pan de barra del día anterior
  • 750 ml de leche
  • 100 ml de nata (crema de leche) de 35% materia grasa
  • Cáscara de medio limón
  • Cáscara de media naranja
  • 2 o 3 palitos de canela
  • 130 g de azúcar
  • Para el rebozado
  • 4 huevos L
  • Aceite para freir (de oliva o girasol)
  • Para el almíbar
  • 200 ml de agua
  • 3 cucharadas soperas colmadas de miel
Instrucciones
  1. Ponemos en un cazo la leche, la nata con las cáscaras de limón y naranja, la canela y el azúcar, llevamos a ebullición, apagamos el fuego, tapamos el cazo y lo dejamos infusionar unos 10 minutos
  2. Colamos la leche y cuando aún esté templada, mojamos las rebanadas de pan.
  3. Ponemos una sartén al fuego con aceite.
  4. Batimos bien los huevos, vamos pasando las torrijas por huevo y las vamos friendo en el aceite caliente. El pan está muy tierno, ten cuidado al darlo vuelta, ayúdate de una espátula y una espumadera, es mejor que uses dos artilugios para evitar romper las torrijas en ese momento delicado que es el de darles vuelta.
  5. Una vez fritas las torrijas, pásalas a una fuente con papel absorbente.
  6. Almíbar
  7. Pon en un cazo el agua y la miel, lleva a ebullición y deja a fuego vivo durante unos minutos a fin de que reduzca un poco. Cuando la mezcla tenga una consistencia un poco más espesa que al principio, apaga el fuego y pinta las torrijas con un pincel, se generosa en este momento, que el almíbar cubra bien las torrijas, quedan riquísimas.
  8. Sirva solas con algún fruto rojo.
Frabiconsejos
Empapa el pan con la leche caliente, de ese modo se emborracha más y mejor el pan, prueba y verás.
Hacer unas torrijas tan cremosas en su interior como estas tienen el riesgo añadido de tener que manipularlas con mucho cuidado o se pueden romper, pero solo hay que ser un poco precavido, a mí no se me rompió ninguna y compensa porque están impresionantes
torrijas-miel1

Quedan especialmente ricas si las acompañas de frambuesas porque el toque ligeramente ácido de la frambuesa combina a la perfección con la dulzura de la miel.

torrijas-miel3jpg Los que seguís este blog sabéis que tengo devoción por el yogur griego sin azúcar tanto para acompañar postres como platos salados, es un magnífico sustituto de la nata montada pero mucho más ligero y saludable.

En este caso he acompañado un poquito de yogur griego con las torrijas a la miel y estaban impresionantes de ricas.

Podéis ver otras torrijas publicadas:

Torrijas con crema caramelizada

Torrijas cremosas de naranja

Torrijas al horno

Torrijas al vino tinto 

Torrijas a la miel. Tradición.

Pan brioche para torrijas

A disfrutar!

¿Qué te ha parecido esta receta?

Tu valoración, aquí: 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars votos)
Cargando…
Publicidad
Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *