Este “Bizcocho esponjoso de MANDARINA” es lo más representativo de la repostería casera, un bizcocho de temporada  con miga suave y esponjosa con el que disfrutaréis todos y todas.

Las claras montadas a punto de nieve dota a la miga de una esponjosidad perfecta y el potente sabor de la mandarina aromatiza de modo sutil y delicado.

Si ves este bizcocho fuera de temporada y ya no hay mandarinas, sustitúyela por naranjas, no es igual pero resulta muy parecido.

Es un bizcocho muy aromático con una miga húmeda y esponjosa que no nos pudo gustar más. Coincidió además que lo hice un domingo por la mañana y por la tarde tuvimos visitas que cuando lo serví con un té quedaron prendados de su textura y tuve que compartir la receta incluso antes de publicarla aquí.

Hago muchos bizcochos a lo largo del año, practicamente hago uno a la semana así que os podéis imaginar la cantidad de recetas que tengo, a mí las migas densas y húmedas como la del bizcocho marmolado de yogur y pistachos me entusiasma,  pero en invierno siempre repito más de una vez el bizcocho de mandarina que le encanta a mi marido, pero si tengo que hacer algo especial para regalar, no me arriesgo y me voy al clásico bizcocho de mantequilla porque sé que nunca defrauda.

En freidora el que más éxitos ha cosechado hasta el momento ha sido el bizcocho de zanahorias y no es raro porque la textura de la miga resultó extraordianaria.

No me olvido nunca de mi amiga Sara que no puede tomar azúcar y cuando nos vemos siempre hago su bizcocho preferido sin azúcar añadido.

Bizcocho esponjoso de MANDARINA

Frabisa
Molde ANNIVERSARY de 26,6cm de ancho y 11,4cm de alto. (capacidad 3 l ½), o un molde de chimenea de unos 22 o 24 cm de diámetro.
4.16 from 83 votes
Cocina repostería casera

Ingredientes
  

  • 2 huevos L
  • 1 yema
  • Pizca de sal 1 g
  • 170 g de azúcar
  • 120 ml de aceite de girasol
  • 200 ml de zumo de mandarinas
  • 250 g de harina de repostería
  • 7 g de impulsor químico
  • la ralladura de 2 mandarinas
  • Para la terminación
  • azúcar glas opcional

Elaboración paso a paso
 

  • Manual
  • Precalentamos el horno a 180º con calor arriba y abajo
  • Engrasamos el molde y espolvoreamos harina, lo giramos para eliminar la harina innecesaria..
  • Divide las yemas a un bol y las claras a otro.
  • En primer lugar, monta las claras en un bol a punto de nieve firme con una pizca de sal, Reserva.
  • En el otro bol (ha de ser mayor porque aquí haremos toda la masa) incorporamos las yemas y el azúcar y la ralladura de las 2 mandarinas, batimos hasta obtener una mezcla blanquecina (unos 5 minutos)-
  • Agrega el aceite y bate hasta integrar.
  • Incorpora 1/3 de harina tamizada con el impulsor, mezcla, añade la mita del zumo de mandarina, mezcla, agrega otro tercio de la harina tamizada, mezcla, añade el resto de zumo, mezcla y termina agregando el resto de la harina tamizada hasta que todo esté bien integrado.
  • Por último y ayudándote de una lengua de silicona, agrega la mitad de las claras montadas a punto de nieve, incorpora con movimientos envolventes, agrega el resto y repite la operación.
  • ¿Porqué agregamos estos últimos ingredientes en tandas? para que la textura vaya absorbiendo poco a poco y no de modo drástico los nuevos ingredientes, obtendremos una miga más rica y esponjosa.
  • Vierte la mezcla en el molde, da unos pequeños golpecitos sobre un paño sobre la encimera para que asiente bien.
  • Hornea 55 minutos a 180º, o hasta que pinchando con una brocheta, salga limpio.
  • Apaga el horno, abre la puerta y deja unos 10 minutos para que vaya perdiendo calor paulatinamente.
  • Retira del horno y da vuelta sobre una rejilla, deja enfriar.
  • Coloca en la fuente de servir y espolvorea azúcar glas.
  • Thermomix
  • Precalentamos el horno a 180º con calor arriba y abajo
  • Engrasamos el molde y espolvoreamos harina, lo giramos para eliminar la harina innecesaria..
  • Colocamos la mariposa en las cuchillas y echamos los huevos, la yema, el azúcar y el aceite. Programamos 3 minutos, temperatura 37º y velocidad 3½.
  • A continuación, programamos 4 minutos, a velocidad 3½, sin temperatura.
  • Añadimos el zumo y la ralladura de mandarina y mezclamos durante 10 segundos, a velocidad 3½.
  • Incorporamos la harina tamizada con la levadura y programamos 8 segundos, a velocidad 2½.
  • Vierte la mezcla en el molde, da unos pequeños golpecitos sobre un paño sobre la encimera para que asiente bien.
  • Hornea 55 minutos a 180º, o hasta que pinchando con una brocheta, salga limpio.
  • Apaga el horno, abre la puerta y deja unos 10 minutos para que vaya perdiendo calor paulatinamente.
  • Retira del horno y da vuelta sobre una rejilla, deja enfriar.
  • Coloca en la fuente de servir y espolvorea azúcar glas.

 

Frabiconsejos:

Si donde vives las harinas tienen otro nombre, busca AQUÍ la denominación que corresponde a tu lugar de residencia.

No he experimentado esta receta con otro tipo de harina, por tanto no puedo recomendarte otra variación que no sea la harina  que aparece en los ingredientes. Si haces esta receta y pruebas a elaborarla con otra harina, por favor, cuéntanoslo.

Conviene que todos los ingredientes estén a temperatura ambiente.

¿Te has olvidado de sacar los huevos de la nevera?

Un remedio casero para cuando te has olvidado sacarlos de la nevera con antelación es sumergirlos en agua tibia durante unos minutos, de ese modo conseguiremos atemperarlos.

¿Quieres utilizar edulcorante? Si quieres prescindir del azúcar en las recetas de masas abizcochadas puedes sustituir la cantidad indicada de azúcar por su equivalente al edulcorante que utilices. Recuerda que no todos los edulcorantes sirven para hornear, deben especificar en la etiqueta que soportan altas temperaturas. Si haces este bizcocho con edulcorante, bátelo con los huevos.

¿Quieres endulzar de modo saludable? Utiliza “panela”,  una alternativa muy aconsejable al azúcar blanco.

La panela es un producto sin refinar, es un tipo de endulzante integral compuesto únicamente del jugo de la caña de azúcar. Contiene minerales entre los que destaca el potasio y el calcio. Su poder endulzante es levemente inferior al azúcar blanco o refinado, así que si la utilizas en lugar de azúcar, puedes ponerle 30 g más .

¿Congelado? Este bizcocho se conserva en perfectas condiciones durante 3 o 4 días. Puedes congelarlo en bolsas adecuadas y descongelar a temperatura ambiente.

El molde: Debes untarlo Spray desmoldeante,  con mantequilla, después espolvorear con harina o cacao en polvo (si fuese un bizcocho de chocolate)  con el fin de que no se pegue el bizcocho o bien forrarlo con papel vegetal.
Horno: Me gusta hornear con calor arriba y abajo y colocar la rejilla en la segunda guía del horno contando desde abajo. Los primeros 15 minutos horneo a 180º en horno precalentado, después bajo a 170º (temperatura que considero idónea) y horneo unos 45 minutos más, no obstante, conviene pinchar con una brocheta, si sale seca, estará listo, si sale con restos de masa adheridas, debes dejarlo hornear unos minutos más.
¿Porqué a 180º los primeros 15 minutos? porque me gusta que el horno esté a esa temperatura cuando introduzco el bizcocho, valoro que entre que abro el horno, meto el bizcocho, vuelvo a cerrar la puerta, la temperatura baja con rapidez de 180º, así que lo dejo unos 15 minutos para que con la puerta cerrada recupere calor y lo bajo a 170º, salvo las madalenas que las hornearemos a alta temperatura para que les salga copete, los bizcochos quedan con una miga deliciosa horneados de este modo.

TODO lo que debes saber para que tus bizcochos te salgan PERFECTOS, lo tienes AQUÍ dedica unos minutos, asimila la información y comienza.

A disfrutar!!

 

 

 

 

Publicidad
Publicidad
  1. Natividad de Pinto Torrejón

    Buenas noches Fabrisa.
    Como en todas tus elaboraciones,fantásticas hechas con ese amor q les pones.
    Y gracias por la forma en q lo esplicas, de manera tan detallada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Valora esta receta!