El “Bacalao a la gallega” es de esos platos que yo recuerdo de toda la vida en casa de mis padres, un plato de elaboración sencilla y en el que el producto cobra mucha importancia. En primer lugar el “desalado” es fundamental así que hay que tomarse en serio ese paso o simplemente comprar un bacalao al “punto de sal” así te evitarás ese paso intermedio.

Mi madre siempre hizo así esta receta y así aprendí a hacerla yo, recuerdo que uno de los pasos en los que hacía hincapié mi madre era en el momento de agregar los pimentones, el aceite no debe estar muy caliente para evitar que se quemen y estropeen el plato.

A mi padre le encantaba añadirle una cucharada de vinagre al sofrito y a mí me encanta ponérselo pero es opcional, decides tú si quieres o no.

Bacalao a la gallega.
 
2 personas
Frabisa:
Cocina: GALLEGA
Ingredientes
  • 3 o 4 patatas (dependiendo del tamaño)
  • 2 trozos de bacalao desalado (unos 200 g cada uno)
  • 2 dientes de ajo (sin gérmen)
  • 1 cebolla mediana
  • Pimentón dulce y picante de la Vera (cantidad a gusto)
  • Sal
  • Aceite de oliva virgen extra
  • 1 cucharada de vinagre suave (opcional)
Instrucciones
  1. Si has comprado el bacalao salado, lo primero que tendrás que hacer es proceder al desalado siguiendo al pie de la letra las instrucciones que te he explicado AQUÍ. Es muy importante tomarse en serio el desalado o podrás estropear el plato. Si lo compras al punto de sal te evitarás el problema.
  2. Pelar las patatas, cortarlas en rodajas gruesas y ponerlas a cocer en una olla con agua. Cuando lleven cociendo unos 10 minutos, agregar a la olla y por encima de las patatas los trozos de bacalao, tapar y contar 8 minutos más.
  3. Hasta este momento no hemos puesto sal porque siempre cabe la posibilidad de que el bacalao no esté tan desalado como pensábamos y al cocer con las patatas suelte algo de sal que beneficie a las patatas además de enriquecerlas de sabor
  4. ¿Que pasa si el bacalao estaba perfectamente desalado y no añadimos sal a las patatas? no pasa nada, espolvoreamos un poco de sal a las patatas al ponerlas en la fuente de servir o en el plato antes de rociar con la ajada, es mejor rectificar de sal un plato que al revés.
  5. Mientras se cuecen las patatas y el bacalao, hacemos la ajada.
  6. Ponemos en una sartén un chorro generoso de aceite de oliva virgen extra y cuando se caliente (sin humear) agregamos el ajo picadito y la cebolla cortada en juliana, ponemos todo junto a fuego suave para que quede pochado y NO tostado. Espolvoreamos una chispa de sal.
  7. Cuando tengamos todo bien pochado , apartamos la sartén del fuego, dejamos templar un poco el aceite y agregamos los pimentones (cuidado en este paso de no agregar los pimentones con el aceite caliente porque se quemaría y amargaría la ajada).Una vez añadidos los pimentones revolvemos bien, agregamos la cucharada de vinagre (si es que se la pones) y un par de cucharadas de agua de la cocción, volvemos la sartén al fuego un par de minutos más y apaga el fuego.
  8. Presentación
  9. Colocamos primero las patatas (como ya está todo cocido podremos testar el punto de sal del bacalao y las patatas, si están sosas en este momento, espolvorea sal) y por encima de las patatas colocamos el bacalao.
  10. Cubrimos con el refrito, decoramos con una ramita de pereil y servimos.
Frabiconsejos
Los tiempos de cocción pueden ser menores si las patatas se cortan más finas y los trozos de bacalao son menos gruesos.
A disfrutar

¿Qué te ha parecido esta receta?

Tu valoración, aquí: 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars votos)
Cargando...
Publicidad
Publicidad
    • Hola, Carmen. la receta dice: Pelar las patatas, cortarlas en rodajas gruesas y ponerlas a cocer en una olla con agua. Cuando lleven cociendo unos 10 minutos, agregar a la olla y por encima de las patatas los trozos de bacalao, tapar y contar 8 minutos más. Por tanto y según dice la receta, NO lleva aceite en la cocción

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *