El “Pan de muerto” es un bollo dulce tipo brioche  típica en México el día de difuntos o día de muertos.

No es un pan de consumo cotidiano, puesto que está asociado a la celebración del Día de Muertos, festividad que puede durar desde un día hasta una semana durante el mes de noviembre, dependiendo de la región, aunque hay hogares que lo elaboran a lo largo del año sin motivo especial.

La esfera que los corona representa el cráneo y  las extremidades están representadas por los huesos de brazos y piernas.

Conforme ha pasado el tiempo el Pan de Muerto mostró diferentes formas de preparación. Por ejemplo, en la Ciudad de México y el centro del país, las panaderías utilizan pan sencillo espolvoreado con azúcar. Pero en el estado de Michoacán se elabora con “pan de hule”, que es de color moreno brilloso, forma redonda y tienen dedicatoria a un difunto.

Su sabor y su textura nos recuerda mucho al clásico roscón de Reyes.

Pan de Muertos.
 
Frabisa:
Cocina: Mexicana
Ingredientes
  • Prefermento
  • 80 g de harina de fuerza
  • 90 g de leche (yo puse leche de coco, pero puedes poner leche entera de vaca)
  • 20 g de azúcar.
  • 2 huevos M
  • 1 cucharadita de agua de azahar
  • 20 g de levadura fresca de panadería o 7 g de levadura seca
  • Masa principal
  • Todo el prefermento.
  • 350 g de harina de fuerza
  • 80 g de azúcar
  • 1 yema ligeramente batida
  • 5 g de sal
  • Ralladura de una naranja.
  • 100 g de mantequilla.
Instrucciones
  1. Mezcla todos los ingredientes del prefermento en un vaso de batidora y tritura para que quede bien mezclado.
  2. Cubre con film transparente y deja que triplique su volumen (en mi casa a una temperatura de 20º esto ocurrió en unos 40 minutos o quizás algo menos.
  3. Vierte en el bol de tu amasadora (o en un bol normal en el que vayas a amasar a mano) todos los ingredientes de la masa principal (menos la mantequilla), añade todo el prefermento y con la pala mezcladora, programa un par de minutos o un poco más hasta que todo se haya mezclado y tenga aspecto de migas.
  4. Cambia la pala por el gancho amasador y amasa 3 veces durante 5 minutos con intervalos de reposo de 5 minutos a fin de que el gluten se vaya desarrollando.
  5. Ahora toca añadir la mantequilla en trozos, amasa para que la mantequilla se vaya integrando, como la cantidad de masa es poca, no es fácil este paso porque la masa se pega contra el fondo del vaso y la mantequilla queda en la superficie, así que espolvorea de harina la mesada y vuelca la masa.
  6. Amasaa mano hasta que la mantequilla quede perfectamente integrada (no añadas harina), amasa y verás como se integra.
  7. Haz una bola, aceita un bol y guarda la masa dentro, cubre con film transparente, aguarda a que doble el tamaño, en mi caso a una temperatura de 20º tardó en ocurrir durante 1 hora.
  8. Recupera la masa , espolvorea con harina la superficie de trabajo y desgasifica la masa, amasando con suavidad.
  9. Ahora la masa pesa 830 g, , primero separaremos, un trozo de 100 g (para hacer los adornos) y el resto de masa lo dividiremos en 2 bolas para hacer dos panes.
  10. Boleamos bien las 2 bolas y las colocaremos en una fuente de hornear cubierta de papel de hornear.
  11. Ahora vamos con los 100 g de masa, la presionamos con la punta de los dedos para estirarla un poco y espolvoreamos 3 o 4 g de harina para que adquiera más cuerpo y los adornos se mantengan firmes durante el horneado.
  12. Repartimos 2 trozos de 10 g cada uno, con estos haremos 2 bolitas que serán las que coronen los panes.
  13. El resto de la masa la dividimos en 4 trozos de 20 g cada uno.
  14. Estiramos cada trozo como si fuese un cordón y hacemos 3 puntos más finos, los colocamos en cada pan, formando una cruz y en el centro, una bolita que ya habíamos hecho.
  15. Estiramos un film transparente y lo untamos con aceite de girasol y lo utilizamos para cubrir los panes. Los dejamos fermentar hasta que doblen su tamaño, en mi caso esto ocurrió unas 2 horas después.
  16. Media hora antes de que el proceso de fermentación finalice, encendemos el horno a 190º, con calor abajo y la rejilla en la segunda guía contando desde abajo. Abajo de todo ponemos una bandeja de hornear vacía, la dejamos calentar así.
  17. Finalizado el proceso de fermentación, retiramos el film e introducimos la bandeja en el horno (NO pintamos con huevo ni con nada) y vertemos en la bandeja vacía una jarra con un vaso de agua para que genere vapor, cerramos el horno rapidamente y dejamos hornear 15 minutos.
  18. Bajamos la temperatura del horno a 170º ponemos calor arriba y abajo (retiramos la bandeja del agua) y horneamos unos 20 minutos más o hasta que los veamos doraditos. Ten cuidado por si a mitad de cocción tuvieses que cubrir con papel de aluminio y así evitar que se tueste demasiado.
  19. Una vez horneados, retiramos los panes para una rejjilla y dejamos enfriar.
  20. Una vez fríos, pintamos con mantequilla derretida y espolvoreamos azúcar.
  21. Sirve
Frabiconsejos
Este tipo de pan dulce congela perfectamente, así que si quieres, puedes guardar uno en una bolsa apta para congelador y congelarlo. Para descongelarlo o bien a temperatura ambiente o en el microondas.

Es un pan tipo brioche con miga suave y aromática.

Desayunos o meriendas  caseras y deliciosas.

Si en vez de cortar la miga con un cuchillo, la desgarras con las manos podrás comprobar una miga realmente preciosa, producto de un buen amasado.

A disfrutar!

 

¿Qué te ha parecido esta receta?

Tu valoración, aquí: 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars votos)
Cargando…
Publicidad
Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *