La “Tarta de higos y crema pastelera” es de esos dulces que agradan como postre porque es suave, fresca y fácil de digerir. Las cremas y las frutas son una combinación ideal, es fácil acertar, y si los higos te gustan como a mí, ésta sin duda es tu tarta.

Aunque la receta lleva una fina capa de mermelada de higos antes de la crema pastelera, puedes prescindir de ella si crees que te va a resultar demasiado dulce.

No quiero exagerar, pero créeme, esta tarta es deliciosa, eso sí, conviene que esté bien fresquita.

Tarta de higos y crema pastelera
 
Molde desmontable de 22 cm
Frabisa:
Ingredientes
  • Masa quebrada
  • 120 g de mantequilla fría
  • 250 g de harina de trigo de repostería (floja)
  • 40 g de azúcar
  • 1 huevo
  • Pizca de sal.
  • Crema pastelera en microondas
  • 300 ml de leche
  • 2 yemas
  • Las semillas de una vaina de vainilla o 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 30 g de azúcar
  • 30 g de maizena
  • Para la terminación
  • 2 docenas de higos
  • brillo para pintarlos (opcional)
Instrucciones
  1. Masa quebrada
  2. Vierte en un bol la harina, la pizca de sal, la azúcar, la mantequilla rota a pellizcos, mezcla con la punta de los dedos hasta que tenga aspecto de migas, vierte en el centro el huevo ligeramente batido y continúa mezclando hasta ligar. Intenta trabajar lo menos posible para que la mantequilla no se reblandezca en exceso. Termina de ligar en una superficie de trabajo espolvoreada de harina hasta conseguir hacer una bola.
  3. Envuelve la masa en film transparente y refriegera hasta usar (mínimo media hora, pueden ser varias horas, organiza tu tiempo)
  4. Crema pastelera
  5. Vierte todos los ingredientes en el vaso de la batidora y mezcla.
  6. Vierte la mezcla en un recipiente apto para microondas y programa 2 minutos a 800W.
  7. Retira el bol del microondas y revuelve bien con unas varillas, vuelve a programar 1½ minutos a 800W. Retira y mezcla bien con unas varillas hasta obtener una textura de crema pastelera (en tan solo unos segundos lo tendrás listo).
  8. Cubre con film transparente tocando el film con la crema para evitar que se forme costra. Reserva
  9. Masa quebrada
  10. Enciende el horno con calor arriba y abajo a 190º y coloca la rejilla en la segunda guía del horno comenzando a contar desde abajo.
  11. Si dudas de que tu molde se puede pegar, rocía con espray desmoldeador o mantequilla.
  12. Recupera la masa de la masa y estira en forma circular, para saber si ya está llega para cubrir el molde, pon el molde en el centro de la masa estirada, ha de sobrar unos 5 cm del círculo del molde, esos 5 cm serán los que necesites para forrar los laterales del molde.
  13. Envuelve un poco de la masa sobre el rodillo y pásalo rapidamente al molde, acomoda la masa dentro del molde.
  14. Para eliminar los bordes sobrantes, pasa el rodillo por encima o corta con un cuchillo, pincha el fondo con un tenedor
  15. Refrigera la masa colocada en el molde unos 5 o 10 minutos
  16. Cubre el fondo de la masa con un papel de hornear y cubre con piedritas de hornear o garbanzos y hornea 10 minutos.
  17. Retira del horno, retira el papel con los garbanzos y hornea 10 minutos mas para que el fondo quede crujiente y doradito.
  18. AQUÍ, puedes ver con fotos estos pasos que te acabo de explicar.
  19. Finalizado el horneado, aguarda un par de minutos, pon el molde sobre un vaso para que caiga la parte exterior del molde y así enfríe.
  20. Una vez fría la masa, extiende una finísima capa de mermelada de higos.
  21. Si la crema pastelera se ha endurecido un poco al enfriar, tritura con la batidora, extiende con una cuchara o manga pastelera sobre la tarta.
  22. Cubre con higos partidos en cuartos.
  23. Refrigera hasta el momento de servir.
  24. (Puedes decorar con una ramita de hierbabuena o una flor comestible)
Frabiconsejos
Puedes hacer una crema pastelera tradicional, AQUÍ tienes una receta, también tienes otra receta, AQUI, o también puedes acudir al plan B, es decir, hacer una crema de FLANIN, y no te preocupes, nadie te va a lapidar por ello.
Azúcar en la crema patelera: Os daréis cuenta que he puesto muy poca cantidad de azúcar en la crema pastelera y la razón no es otra que la tarta lleva una primera capa de mermelada de higos y ya le proporciona dulzor suficiente.
 

No sólo es una tarta para servir como postre, a media tarde nos encanta un trocito con un té, ¿quién puede negarse?

Es una tarta rica, fresca y con la que triunfarás seguro.

 

¿Qué te ha parecido esta receta?

Tu valoración, aquí: 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars votos)
Cargando…
Publicidad
Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *