Las “Albóndigas de pollo”  son un plato principal ideal para cualquier día de la semana con el que disfrutar de una agradable comida familiar. Las albóndigas suelen gustar tanto a pequeños como a mayores y tan ricas están la de carne de ternera, mezcla con cerdo, las que llevan queso San Simón, las  de merluza, salmón, las rellenas de queso o estas que te enseño hoy y que son de pollo.

Si utilizas solamente  carne de pechuga  resultarán más bajas en grasas y podrás compensar jugosidad con la miga de pan mojada en leche para que no queden secas, si eres de l@s que piensas que un día es un día y unas ricas albóndigas bien merecen una excepción, esta receta lleva entre los ingredientes chorizo criollo (puedes sustituirlo por salchichas frescas) que le aporta además de sabor ese punto de grasa que las convierte en las albóndigas de pollo más jugosas y deliciosas del universo (sin ánimo de exagerar)

Si puestos a hacer decides hacer mucha cantidad, puedes congelar algún tupper que te llenarán de alegría cuando un par de semanas después te lo encuentres en el congelador.

Este es un plato de cocina diaria y tradicional cuyos ingredientes son habituales de mi compra habitual en GADIS, mi supermercado de confianza donde el producto siempre es de calidad.

Albóndigas de pollo
 
26 albóndigas de unos 60 g c/u aprox
Frabisa:
Ingredientes
  • Para las albóndigas
  • 1 kg de pechugas de pollo picadas
  • 200 g de chorizo criollo o salchichas frescas picadas (opcional)
  • 100 g de cebolla picadita
  • 150 g de miga de pan remojada en leche y escurrida
  • 1 huevo M
  • 2 cucharadas de pan rallado fino
  • Sal y pimienta negra
  • 100 g de pan rallado para ayudar al formado.
  • Para la salsa
  • 1 kg de tomate crudo triturado (de lata) CIDACOS
  • 1 cucharadita de azúcar
  • 1 cebolla grande dulce (200 g)
  • 2 dientes de ajo sin gérmen
  • 1 trozo de guindilla (opcional)
  • 150 ml de vino blanco o cerveza rubia (puse cerveza la Estrella de GAlicia)
  • 1 cucharadita de pulpa de pimiento choricero (Familia Suárez)
  • 1 cucharadita de tomate concentrado
  • ¼ de pimiento verde y otro ¼ de pimiento rojo.
  • 1 hoja de laurel
  • 1 atadillo de hierbas aromáticas (romero, orégano, tomillo)
  • 300 g de guisantes (Findus)
Instrucciones
  1. Ponemos en un bol la pechuga de pollo picado, el chorizo criollo picado, la cebolla, la miga de pan escurrida y mezclada con el huevo.
  2. Espolvoreamos sal y pimienta negra , agregamos las 2 cucharadas de pan rallado y con las manos muy limpias mezclamos bien. Dejamos un rato a reposar la mezcla para que se absorban sabores, cubrimos con film y guardamos en la nevera.
  3. Vamos a ir formando las albóndigas, tenemos a mano en un tazón un poco de pan rallado para embadurnarnos las manos antes de formar las albónditas y que no se peguen. Las pasamos a una fuente hasta tenerlas todas.
  4. Ponemos una sartén al fuego con la altura de un dedo de aceite y cuando esté caliente vamos poniendo las albóndigas y las vamos boleando en el aceite con 2 tenedores para que se doren bien de tods partes y las pasamos a una fuente.
  5. Repetimos hasta terminar y reservamos.
  6. Salsa
  7. Ponemos a cocer en agua (sin sal) los guisantes, los cocinaremos hasta que estén tiernos. Cuando ya estén listos los escurrimos y los pasamos a un cuenco de agua con hielo para cortar la cocción y para que tengan ese precioso color verde. Reservamos.
  8. Ponemos la olla en la que vamos a hacer las albóndigas al fuego con 3 o 4 cucharadas de aceite a calentar.
  9. Agregamos la cebolla bien picadita con el ajo a sofreír . Dejamos 3 o 4 minutos y agregamos los pimientos bien picaditos, espolvoreamos sal y dejamos que se vaya dorando. Agregamos las zanahorias peladas y cortadas en rodajas.
  10. Agregamos el vino o cerveza, incorporamos el tomate triturado, el concentrado, la pulpa de pimiento choricero, el azúcar, la guindilla (recuerda retirarla al finalizar la cocción) la hoja de laurel y el atadillo de hierbas aromáticas que también deberás retirar al terminar la cocción. Espolvorea sal y pimienta. Tapa la olla , apura el fuego hasta que comience a hervir, bájalo y deja que cocine a fuego medio-bajo que haga un chup chup suave durante 20 minutos.
  11. Agrega las albóndigas, espera que la salsa vuelva a tomar temperatura y cuando comience a hervir, baja el fuego a medio y deja unos 12 minutos, en ese tiempo las albóndigas ya estarán listas.
  12. Agrega los guisantes escurridos y distribúyelos por encima, mueve la olla con movimiento de vaivén sobre la encimera para que se entremezclen.
  13. Prueba la salsa por si tuvieras que añadir más sal.
  14. Sirve y acompaña de ensalada, arroz, pasta, cuscús, patatas.
Frabiconsejos
NOTA: Si durante la cocción de la salsa ves que se queda muy espesa, añade un vaso de agua.
Si te resultan demasiada cantidad, prueba a congelar en un tupper y verás que alegría te llevas dentro de una o dos semanas cuando te las encuentres en el congelador.
En este blog tienes más RECETAS DE ALBÓNDIGAS.

A disfrutar!!

 

 

¿Qué te ha parecido esta receta?

Tu valoración, aquí: 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars votos)
Cargando...
Publicidad
Publicidad
  1. Leonor Isabel

    Me a encantado está receta de albóndigas de pollo no sabía que se podía aser munchas gracias por compartir su receta

    • Queda buenísimassss, yo hace años que las hago porque son muy saludables y con esta receta no quedan nada secas. un saludo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *