Con esta receta de “Albóndigas de bacon y queso San Simón”,  volvemos a la cocina tradicional, al chup chup y a un buen guiso hecho  como siempre, salsitas que recordarán nuestros hijos y quienes las prueben. Ya sé que siempre tenemos prisa, yo la primera, nunca tengo tiempo, me sobran ocupaciones y me faltan horas, pero disfruto tanto con lo que hago que quejarme no tiene ningún sentido.  Aunque estemos muy ocupados,  siempre hay un día para cocinar un poco más, eso también es salud, comerás bien y rico, todo son ventajas y además la cocina engancha, sí, te lo digo a ti que dices siempre que no te gusta cocinar, cuando empieces a triunfar con tus platos, querrás más.

Hoy tocan albóndigas, con la peculiaridad de que llevan queso San Simón da Costa, un queso gallego con sabor ahumado que me encanta y que aunque vivas fuera de Galicia seguro que conoces porque lo venden en LIDl.

El queso mezclado con la carne aporta cremosidad y mucho sabor y la salsita, el mimo, el cariño y los ricos ingredientes que lleva, completan un plato fijo en mi casa.

Si eres de los/las que empieza a cocinar, debes pasar la prueba de fuego, hacer unas buenas albóndigas te hará subir 4 peldaños, ánimo y  a ello.

Albóndigas de bacon y queso San Simon
 
24 albóndigas de 50 g c/u apróx.
Frabisa:
Cocina: tradicional
Ingredientes
  • 900 g carne de cerdo y ternera (mitad y mitad) + 80 g de bacon picado con la carne o añadido después muy picadito
  • 120 g. de pan
  • ½ vaso de leche
  • 120 g de queso San Simon rallado
  • 400 g de tomate triturado (el de marca Hacendado de Mercadona me gusta mucho)
  • 2 cebollas
  • 3 diente de ajo
  • 1 cucharada de tomate concentrado
  • ¼ pimiento rojo y verde
  • 3 zanahorias
  • aceite de oliva
  • guindilla (opcional)
  • ½ vaso de vino blanco o sidra
  • Hierbas aromáticas, romero, tomillo, laurel.
  • Guarnición
  • Pasta de tinta de calamar.
Instrucciones
  1. Pon la miga de pan en un bol, vierte la leche y deja que se empape.
  2. Vuelca la carne y el bacon en un cuenco, pela y pica menudo dos dientes de ajo y agrégalos, añade el pan mojado en leche, el huevo, el queso, un poquito de sal y pimienta negra. Amasa hasta formar una mezcla homogénea.
  3. Forma las albóndigas.
  4. Pásalas por harina y dóralas en una sartén con aceite. A continuación déjalas en una fuente cubierta de papel absorbente a fin de eliminar el exceso de aceite.
  5. Salsa
  6. Pica la cebolla, el diente de ajo, los pimientos y la zanahoria y pon todo a pochar en una olla con un poco de aceite. Incorpora la guindilla, clávale un palillo para retirarla a final de la cocción.
  7. Añade el vino blanco, el tomate triturado y el concentrado, una pizca de sal, las hierbas aromáticas (atadas con un cordel para poder retirarlas después) y cocina a fuego medio durante 30 minutos.
  8. Retira la guindilla y las hierbas aromáticas.
  9. Pasa la salsa por el pasapuré, y vuélcala otra vez en la olla, introduce ahora las albóndigas y
  10. cocínalas entre 8 y 10 minutos a fuego medio. Este paso es opcional, yo a veces la dejo tal cual porque me gusta encontrar los pequeños tropezones de la salsa, pero si hay niños en casa que protestan, a lo mejor te conviene pasarla por el pasapuré o triturar.
  11. Sirve con pasta, patatas o arroz.
  12. Emplatado
  13. Pon en el fondo del plato un par de cucharadas de salsa, encima la pasta o arroz, en la superficie las albóndigas, báñalas con 2 o 3 cucharadas de salsa, no mezcles, deja que lo haga el comensal y sirve ofreciendo las distintas texturas y colores.
Frabiconsejos
El tomate concentrado viene en unos pequeños botes, como no lo uso todo, congelo el resto tapado con film transparente. Cuando vuelvo a necesitarlo, lo retiro del congelador y con una cucharita tomo el necesario, vuelvo a congelar el resto. La pasta no congela mucho, así que es fácil tomar la parte que queramos.
No tienes queso San Simón, ¿que haces? utilizas otro queso cremoso que tengas más a mano, pero si puedes conseguirlo, mejor, el toque ahumado le da muchísimo sabor a estas albóndigas.
La carne utilizada es ternera gallega.
CONGELAR: Cuando hago albóndigas siempre congelo la mitad en un tupper por eso hago tanta cantidad, si para ti son muchas, puedes hacer la mitad de la receta.
Este plato es estupendo para llevar al trabajo.

Sirve con un buen pan y a mojar.

En este blog tienes otras albóndigas publicadas, como las

“Albóndigas de merluza” 

“Albóndigas en guiso”,

“Albondiguillas”

“Albóndigas de pavo y jamón”

A disfrutar!!

 

¿Qué te ha parecido esta receta?

Tu valoración, aquí: 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars votos)
Cargando…
Publicidad
Publicidad
  1. Que ricas,Isabel!Me apunto también el inventazo del sacabolas,hasta el de pinchar la guindilla con un palillo para poder encontrarla mejor en el guiso y retirarla…nunca se me hubiera ocurrido!Gracias y besos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *