El bacalao sigue siendo el rey en tiempos de Cuaresma y Semana Santa por mucho que los tiempos cambien y las tradiciones evolucionen. Ahora tenemos la suerte de no depender solo del bacalao salado, podemos escogerlo fresco o congelado y así tenemos más posibilidades a la hora de prepararlo.

En la actualidad podemos encontrar en nuestra pescadería bacalao fresco, ya que su temporada se extiende de enero a abril.

Hoy os lo presento como “Bacalao fresco a la gallega”, una de las recetas más sencillas para prepararlo y a la vez de las más típicas de Galicia. Un modo de preparación muy simple y exquisita que da lugar a una salsa utilizada para aderezar otros platos no solo de pescados sino también de verduras. Necesitamos eso sí, un buen aceite de oliva virgen extra, unos ajos frescos y de carne prieta y un pimentón de la mejor calidad que yo compro siempre en mi supermercado de siempre que no es otro que GADIS.

Bacalao fresco a la gallega

Frabisa
4 personas
4.33 from 49 votes
Cocina Gallega

Ingredientes
  

  • 1 bacalao fresco de entre 1.300 y 1.500 kg apróximadamente. pescadería de GADIS
  • 150 g. de guisantes congelados o frescos (FINDUS)
  • 4 o 5 patatas
  • Sal
  • Unas hojitas de perejil fresco para emplatar
  • Para la ajada
  • 2 dientes de ajo.
  • 100 ml. de aceite de oliva vigen extra CARBONELL
  • 1 cucharadita de pimentón dulce JAUJA
  • 1 cucharada sopera de vinagre opcional

Elaboración paso a paso
 

  • Ajada: Dora el ajo laminado en una sartén con el aceite, una vez que el ajo esté tostadito, aparta la sartén del fuego, agrega el pimentón, revuelve y añade el vinagre. Reserva
  • Corta el bacalao en rodajas de apróximadamente dos centímetros y medio de grosor, espolvorea con sal y reserva.
  • Pon a cocer los guisantes en una ollita con agua ¿Cuanto tiempo? imposible saberlo, puede ser 8-10 minutos o media hora. Por eso los cuezo aparte, dependiendo del tipo de guisante, pueden hacerse antes o tardar más. Vas viendo y probando. Cuando estén tiernos, los escurres y cortas la cocción introduciéndolos en un recipiente con agua helada. No le pongo sal al agua para no estropear ese precioso color verde, al escurrirlos del agua helada, puedes espolvorear un poco de sal aunque en realidad, con la ajada de la receta no le hace falta. Reserva.
  • Cuece las patatas cortada en rodajas no muy gruesas en una olla con agua y sal. Mejor si la olla es baja ya que colocaremos los trozos de bacalao por encima y es mejor que queden distribuidos en la superficie.
  • Cuando las patatas lleven cociendo 8 o 9 minutos, coloca con cuidado y mimo los trozos de pescado en la superficie, tapa la olla y deja cocer 5 minutos más. No es necesario darle vuelta al bacalao. Cuando apagues el fuego, deja 2 o 3 minutos más la olla tapada, con el calor residual el pescado terminará de hacerse si las rodajas son muy gruesas.
  • Ahora y antes de escurrir el agua de la olla es el momento de que cojas 2 o 3 cucharadas de esa agua y lo añadas a la ajada.
  • Escurre el agua, , vierte la ajada por encima, agrega los guisantes escurridos y sirve.
  • Otra opción es que la ajada la sirvas una vez hayas emplatado.
  • Sirve caliente y decora con una ramita de perejil

Frabiconsejos

Es importante que el aceite no caliente demasiado para que no queme el pimentón.
¿Qué otro pescado puedes usar en lugar del bacalao fresco? cualquiera que tenga cierta textura como el abadejo, merluza, rape, corvina, lubina, etc.


Es un plato muy sencillo pero delicioso en toda la extensión de la palabra, además es ligero, de fácil digestión y estoy segura que quien lo pruebe le encantará.

Quizás te interese visitar otras recetas de pescado publicadas en este blog.

A disfrutar

Publicidad
Publicidad

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Valora esta receta!