La “Pizza RÁPIDA con queso de O Cebreiro, queso azul e higos” es una pizza con carácter y personalidad, vamos a degustar una montaña rusa de sabores que pasan desde el toque fresco del queso de O Cebreiro hasta el fuerte y contundente queso azul pasando por el dulzor de los deliciosos higos, sólo si estás preparad@ a esta experiencia te invito a continuar.

A mí, sencillamente me parece apoteósica, fuera de lo habitual y deliciosa, pero si los cambios no son lo tuyo, entonces puedes pinchar en otras RECETAS DE PIZZAS que hay publicadas en este blog donde seguro encuentras algo más de tu gusto.

Esta época es más maravillosa que cualquiera para mí porque ir a la compra a GADIS mi supermercado habitual y acercarme a la frutería viendo como los higos hacen acto de presencia es sencillamente fascinante. Adoro los higos y ya que su temporalidad es corta, aprovecho a tomarlos de muy diferentes maneras.

Os recomiendo con empeño esta exquisita pizza, os va a encantar.

Pizza rápida con queso de O Cebreiro, queso azul e higos
 
1 pizza mediana
Frabisa:
Cocina: Italiana
Ingredientes
  • 250 g de harina de fuerza
  • 150 ml de agua (o leche) templada
  • 12 g de levadura fresca de panadería o 4 g de levadura seca de panadería
  • 1 cucharada de azúcar (opcional)
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 5 g de sal
  • Para cubrir
  • 200 g de salsa de tomate escurrida
  • orégano
  • 100 g de queso en loncha que funda bien (LARSA está bien)
  • 100 g de queso de O Cebreiro
  • 50 g de queso azul (RONCARI BLUE)
  • 6 higos partidos en cuartos
  • algunas hojas de rúcola
Instrucciones
  1. Enciende el horno a 250º calor arriba y abajo y si tienes una piedra de hornear, ponla dentro.
  2. Templa el agua o leche en el microondas y añádele la levadura si es fresca, si es seca la mezclas con la harina y ya está. AGUA TEMPLADA es a unos 40º de temperatura, no caliente que ocasione quemaduras de primer grado, te lo digo porque si te pasas con el calor del agua, anulas el efecto de la levadura, así que templada es tibia casi fría.
  3. En un bol, vuelca la harina mezclada con la sal, haz un hueco en el centro y vierte la leche o agua templada con la levadura desleída,el azúcar, el aceite, mezcla inicialmente con una cuchara de madera y en cuanto comience a hacerse grumos,
  4. mete la mano sin miedo y amasa hasta obtener una bola ligada.
  5. Espolvorea harina, cubre con film transparente y mientras preparas el resto de ingredientes, déja que leve en un lugar cálido, en una media hora (o antes estará lista) Ayuda a la masa a crecer, para ello pones medio vaso (porcelana/cerámica) de agua en el microondas, programas dos minutos a máxima potencia, el agua hervirá y generará vapor y calorcito, así que aprovecha, abre el microondas, retira el vaso y pon la masa de pizza cubierta de film transparente, cierra rápido el microondas, verás que masa tan feliz, crecerá enseguida.
  6. Cuando la masa esté lista, espolvorea un poco de harina en una superficie de trabajo (puede ser la encimera o la mesa de la cocina), aplasta ligeramente la masa con las manos.
  7. Estira con la punta de los dedos la masa formando la pizza o directamente estira con el rodillo para que quede todo lo finita que te guste, es mejor que este paso lo hagas sobre un papel de hornear así te resultará más fácil de pasar a la bandeja de hornear, también la puedes aceitar y poner la masa encima y no se te pegará.
  8. Cubre con salsa de tomate , espolvorea orégano o albahaca y hornea durante unos 8-10 minutos.
  9. Ya doradita, retira un momento y añade los 100 g de queso mantecoso, vuelve a hornear 3-5 minutos hasta que el queso esté bien fundido.
  10. Retira, desmenuza por encima el queso de O Cebreiro, el queso azul, distribuye por toda la superficie de la pizza los higos y algunas hojas de rúcola. y sirve.
Frabiconsejos
Puedes hacer el doble (o triple) de la MASA de la receta y congelarla para una siguiente vez.
Para descongelarla, la sacas la noche anterior y la dejas en la nevera, o la sacas unas 2 o 3 horas antes y la dejas a temperatura ambiente con la bolsa abierta.
Si la quieres hacer en Thermomix, mira ESTA receta y hazla igual con estos mismos ingredientes.
Salsa de tomate: Mientras leva la masa, pon la salsa de tomate en un colador para que escurra el líquido que tenga sobrante. A la masa de pizza no le gusta el exceso de agua.
PRECOCINADA. Puedes hornear la pizza 12 minutos (sin queso), apenas hecha y congelarla. Después la puedes sacar del congelador y continuar el horneado en el momento que quieras.

El horno a alta temperatura y una piedra dentro bien caliente nos dará suela extraordinaria.

A disfrutar.

 

¿Qué te ha parecido esta receta?

Tu valoración, aquí: 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars votos)
Cargando...
Publicidad
Publicidad

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *