Esta sopa/guiso podría ser un plato vegano si prescindes del pollo y del chorizo, así que tú decides, lo que si te aseguro es que no da ningún trabajo y es una comida completísima. Maravilloso plato de invierno, cuchareo que apetece como respirar cuando hace frío y necesitas  comer algo caliente.

Receta de las de guardar y repetir hasta el aburrimiento, es saludable, nutritivo y muy digestivo.

Fantástico para quienes trabajamos fuera porque podemos dejarlo hecho del día anterior y sabrá aún más rico si cabe al día siguiente  porque todos los sabores están más asentados.

sopa calabaza y pollo3

Sopa de calabaza, lentejas y soja
 
⅚ personas
Frabisa:
Ingredientes
  • 200 g de lentejas
  • 200 g de soja verde
  • 2 zanahorias tiernas cortada en dados
  • 875 g de calabaza limpia y cortada en dados.
  • 1 litro y medio de agua
  • ½ pollo cortado en dos
  • 1 chorizo sin piel y desmenuzado
  • 1 puerro (solo la parte blanca) cortado en rodajas
  • 2 dientes de ajos enteros (sin gérmen)
  • ramillete de hierbas aromáticas frescas que tengas, yo puse salvia, orégano y tomillo.
  • Sal y pimienta negra de molinillo.
  • Para la terminación
  • yogur griego (opcional)
  • aceite de oliva virgen extra
  • cilantro o perejil
Instrucciones
  1. Pon en una olla todos los ingredientes empezando por el agua, el pollo a continuación y después el resto de los ingredientes y sal y pimienta.
  2. Pon el fuego fuerte y cuando comience a hervir baja y deja a fuego medio (del 1 al 10, puedes ponerlo en el 7) durante apróximadamente 40 minutos y pruebas.
  3. Retira el pollo, desecha las pieles y los huesos y desmenuza la carne.
  4. Presentación
  5. Vuelca la sopa en una sopera, coloca el pollo desmenuzado en la superficie, unas cucharadas de yogur griego, riega con aceite de oliva virgen extra y espolvorea cilantro fresco (o perejil)
  6. Sirve caliente.
Frabiconsejos
Utilicé lentejas peladas, son más digestivas pero sobre todo, se deshacen un poco y deja esta sopa más espesita, algo que en mi casa nos encanta.
¿Qué es la soja verde? Su verdadero nombre es judía mungo y, aunque no tiene que ver nada con la soja, es la legumbre más rica en proteínas después de esta. Aporta nada menos que 25 g de proteína por cada 100 g (30 g si está pelada). Además, proporciona hidratos de carbono, fibra y una cantidad mínima de grasas, por lo que se trata de un alimento muy adecuado para reducir los niveles de colesterol en la sangre.
La judía mungo es un ingrediente muy noble en la cocina, pues su delicado sabor no domina en la receta y tiene la gran virtud de impregnarse bien de los sabores y aromas de los alimentos que la acompañan. Por esa razón, resulta excelente en preparados de cocción lenta y prolongada, como guisos y estofados, debidamente especiados y con una buena proporción de hortalizas o cereales que la complementen desde el punto de vista nutricional. (información aquí)
La soja verde la compré en una herboristería pero también la hay en las grandes superficies.
sopa calabaza y pollo4

Prepara estos ricos platos y serás el/la más aplaudid@.

 

sopa calabaza y pollo1

A disfrutar!!

firma recortadalogo_frabisa_2

¿Qué te ha parecido esta receta?

Tu valoración, aquí: 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars votos)
Cargando…
Publicidad
Publicidad
  1. Hola te sigo hace poco tiempo pero hasta hora todo lo que he hecho ha salido.muy rico.Quería saber si esta sopa se puede hacer en forma de pure y si los nlños pequeños la pueden comer ,tengo una nieta de cinco añitos y le encantan los pures tanto de verduras como de legumbres pero no tanto si estan sin triturar gracias por tus recetas estan muy buenas.

    • Hola, Toñi!! Tienes que ver los ingredientes y comprobar que son apropiados para tu nieta, yo creo que son sanísimos y muy recomendables, pero esa reflexión la tienes que hacer tú. Por otra parte, por supuesto que se puede triturar y hacer una riquísima crema. Muchas gracias por la visita. Saludos

    • Buen día, Ricardo!!
      Su verdadero nombre es judía mungo y, aunque no tiene que ver nada con la soja, es la legumbre más rica en proteínas después de esta. Aporta nada menos que 25 g de proteína por cada 100 g (30 g si está pelada). Además, proporciona hidratos de carbono, fibra y una cantidad mínima de grasas, por lo que se trata de un alimento muy adecuado para reducir los niveles de colesterol en la sangre.
      La judía mungo es un ingrediente muy noble en la cocina, pues su delicado sabor no domina en la receta y tiene la gran virtud de impregnarse bien de los sabores y aromas de los alimentos que la acompañan. Por esa razón, resulta excelente en preparados de cocción lenta y prolongada, como guisos y estofados, debidamente especiados y con una buena proporción de hortalizas o cereales que la complementen desde el punto de vista nutricional.
      Como ves, es buenísima, sanísima y muy recomendable. No tiene sabor o si lo tiene casi no se nota, así que es ideal para cremas o sopas de invierno, alimenta de modo saludable.
      Besos

  2. Halaaaaaaa… megaplatazo que me apunto y que paso ahora mismo a favoritos.
    La próxima semana la pondré en mi menú porque tiene todo lo necesario para ser una comida de invierno completa y saludable. La voy a preparar seguro porque es el tipo de plato que cualquier persona puede tomar y que además está indicada para gente con diabetes, celiaquía etc.

    Muchas gracias Isa por esta aportación tan buena.

    • Buen día, Ana!!! No sabes lo que me alegra que te guste esta receta. Cocina saludable que viene muy bien después de tanta comilona. Un abrazo, preciosa!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *