El “Bizcocho de leche condensada y almendra” es ideal para mojar en leche porque tiene consistencia y sabor. La harina de trigo y la almendra le dan cuerpo a la masa, sin embargo al no llevar demasiada grasa, resulta con una masa esponjosa, húmeda y muy sabrosa.
Bizcocho de leche condensado y almendra
 
Molde desmontable de 22 cm de diámetro.
Frabisa:
Cocina: Dulce de repostería
Ingredientes
  • 1 bote de leche condensada pequeño (tiene un peso neto de unos 400 g apróx.)
  • 60 g de azúcar
  • 4 huevos pequeños
  • 80 g de aceite (de girasol o oliva suave)
  • 150 g de harina normal
  • 8 g de levadura de repostería (tipo Royal)
  • 4 g bicarbonato
  • 100 g almendra
  • Ralladura de limón
  • 1 cucharadita de vainilla
  • Para la terminación.
  • azúcar glas (opcional)
Instrucciones
  1. Precalienta el horno a 180º con calor arriba-abajo y coloca la rejilla en la segunda guía del horno comenzando a contar desde abajo.
  2. Engrasa el molde (puedes hacerlo con spray desmoldeador o con mantequilla en cuyo caso después de enmantequillar, deberás espolvorear harina)
  3. Vierte el azúcar, la leche condensada, la vainilla, la ralladura y los huevos en un cuenco y bate con varillas (con Thermomix 3 minutos a veloc. 3) manuales o eléctricas durante unos 5 minutos, la mezcla debe ser uniforme y blanquecina.
  4. Agrega el aceite y continúa batiendo (con la Thermomix, lo añades por el bocal y continúas 15 segundos a veloc 3).
  5. Tamiza las harinas con el bicarbonato, la levadura (tipo Royal) y la almendra molida y lo añades en tres tandas, batiendo de cada vez y no añadiendo la siguiente tanda hasta que la anterior esté integrada. (en Thermomix añades todo junto y programas 15 seg a veloc 3 y terminas después de integrar con una lengua de silicona)
  6. Vuelca la masa en el molde, alisa la superficie con la lengua de silicona y asienta el conjunto de la masa golpeando suavemente contra la encimera.
  7. Hornea durante 10 minutos a 180º, baja a 170º y hornea unos 30 minutos más. Pincha en el centro del bizcocho con una brocheta y comprueba que ésta salga limpia o sino, deberás de dejarlo unos minutos más, ya sabes, cada horno es un mundo.
  8. Apaga el horno, retira el bizcocho, aguarda diez minutos y desmolda sobre una rejilla hasta que enfríe.
  9. Una vez frío, espolvorea azúcar glas y sirve.
Frabiconsejos
Si no te gusta la vainilla, prescinde de ella, la ralladura de limón será suficiente para aromatizar.
Según la almendra esté más o menos fina molida, quizás no la puedas tamizar con la harina, no importa, en este caso, tamizas la harina con el Royal y el bicarbonato y después, añades la almendra molida y con una cuchara las mezclas.
Conviene que todos los ingredientes estén a temperatura ambiente
Si te has olvidado de sacar los huevos de la nevera, introdúcelos cinco minutos en agua caliente, ese truco, sirve.
Recuerda que si quieres sustituir el azúcar por edulcorante deberás utilizar uno que resista las altas temperaturas del horno, normalmente viene indicado en la etiqueta.
Quizás te interese leer todos los trucos y consejos para que tus bizcochos te salgan perfectos.
Puedes ver AQUÍ otros bizcochos publicados en este blog.

 

 

¿Qué te ha parecido esta receta?

Tu valoración, aquí: 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars votos)
Cargando…
Publicidad
Publicidad
    • Perdón, con los huevos!!! Gracias por avisar :) Suerte con la elaboración porque para mí la foto no me gustó nada pero el bizcocho está tan rico que la publiqué igual. Saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *