Siempre hay un día en el que uno puede y debe regalarse un manjar de nivel, para  cuando te llegue ese momento es que  publico esta receta y sobre todo, para que mis hijos no me llamen más por teléfono para preguntarme cuanto tiempo tienen que dejar cocer el Buey de Mar.

buey de mar, marisco, galicia
El Buey de Mar, es uno de los mariscos más sabrosos de Galicia.
Los pescados y mariscos de esta tierra me hacen olvidar lo que me quejo a menudo de la lluvia, os aseguro que es un lujo y un privilegio ir a la plaza y no saber que escoger entre tanta variedad y calidad, por no hablar de lo fresquísimo que está siempre el pescado aquí, una maravilla.
En mi caso tiene más mérito porque yo soy uruguaya como bien sabéis muchos de vosotros, así que cuando llegué a esta tierra con 18 años, no me gustaba nada el pescado y sólo comía carne. Ahora, aunque me sigue gustando mucho la carne, como muchísimo más pescado, ¿pero quién se resistiría con una oferta así?
Yo compro el marisco AQUÍ,  y recuerda que nuestros proveedores te premian con un descuento en tus compras, puedes verlo aquí.
No me gusta disfrazar el sabor de un producto con tanto sabor a mar, tan fresco (estaba vivo) y de tanta calidad, así que el único protagonista de esta receta es el propio Buey de Mar, sin más, fácil y sencillo.
Sin embargo, hay que tener en cuenta una serie de pequeños trucos para cocerlo adecuadamente y no estropear semejante manjar.
Lo ideal es un Buey por persona y el peso oscila entre los 700 y 900 gr., el que veis pesó 800 gr.
Elaboración de un Buey de Mar (vivo)
  • Cocción
  • – Ponemos una olla con agua suficiente para que cubra el Buey durante la cocción y unos 50-60 gr. de sal gruesa. Si pudieses disponer de agua de mar, mucho mejor.
  • Opcional: Yo le agrego unas hojas de Laurel
  • – Cuando el agua esté templada es el momento de introducir el Buey con las patas hacía arriba, así no perderemos el caldo que tiene el cuerpo del Buey, es más prudente sujetarlo por la parte de atrás así si está vivo no tendremos un susto con las pinzas. La razón de introducirlo con agua templada es para que muera antes de que comience el proceso de cocción y no se separen las patas con el agua hirviendo.
  • – Una vez que el agua comience a hervir debes contar 15 minutos exactamente.
  • Por cada medio kilo más de peso deberás añadir 3-4 minutos más de cocción a los 15 indicados para 800 gr.
buey de mar, marisco, galicia
  • – Una vez cocido, retíralo y déjalo enfriar.
  • COCER Y CONGELAR: Si te apetece cocerlos y congelarlos sigues el mismo procedimiento de cocción pero le restas 2-3 minutos. Dejas enfriar totalmente, cubres con un paño de cocina mojado en agua de la cocción,  escurrido y guardado en una bolsa apta para congelación. Congelas con las patas hacia arriba para que no se pierda el caldo. Se recomienda consumir en el plazo de tres meses.
  • – Puedes ver un vídeo de como abrir el Buey de Mar que está muy bien explicado.
  • – Retira la carne de la carcasa y de las pinzas para un cuenco, las patas déjalas enteras y golpéalas (yo con el mazo de cocina) ligeramente a fin de que se quiebren y así servirlas rotas después y que los comensales no tenga que andar a golpes en la mesa.
  • – Liga  la carne del Buey con un par de cucharadas de Salsa Rosa Casera  y rellena la carcasa con la mezcla.
Emplatado
  • – Sirve la carcasa rellena con la carne desmigada , con una cucharada de Salsa Rosa y las patas cascadas (lo puedes hacer con un pequeño martillo o mazo) alrededor.
buey de mar, marisco, galicia
Se puede hacer salpicón con la carne de este crustáceo pero comerlo sólo es un verdadero viaje al paraíso.
Frabitruco:
  • Otro de los elementos ESENCIALES de esta receta es acompañar esta exquisitez con una buena y casera Salsa Rosa, no te pierdas la receta publicada en este blog, es básica, fundamental, deliciosa, exquisita y facilísima.
Frabiconsejos
  • – Hay una leyenda, tal vez cierta, que las hembras son más sabrosas que los machos. Si como ahora ha pasado ya el tiempo del desove, da lo mismo, lo he comprobado.
  • – Si quieres saber como conocer las hembras y los machos Buey de Mar, deberás mirarle en la parte de la barriga, es decir, con las patas para arriba, las hembras tienen como un triangulo corto y ancho y los machos uno largo y estrecho.
  • – Es imprescindible acompañar este plato con un buen Albariño fresquito.
  • – Es un plato contundente, así que si lo pones de primero, que el segundo sea ligero. Yo no soy capaz de comérmelo entero y esto que me rechifla.
¡Disfruta de la cocina casera!
Pinchando en la foto podrás acceder a la receta de “Centollo Gallego”
centollo-frabisa-2
Te invito a ver otros platos de Pescados o Mariscos elaborados en esta cocina.

¿Qué te ha parecido esta receta?

Tu valoración, aquí: 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars votos)
Cargando…
Publicidad
Publicidad
  1. Es una pena añadir salsa rosa al carro (cáscara) del buey… Máxime si es gallego.
    A lo sumo, le echaría un chupito de un buen blanco gallego.

    • Un chupito como de medio vaso grande. A mi me gustaba cuando conseguía, ya hace añños, una botella de vino ESPADEIRO, ! que buenísimo !.

  2. Me he quedado sin palabras y muy emocionada al leerte que tenemos los mismos orígenes mi gente de Cedeira y Arteixo…. y también me trajeron para España con 18 años de mi adorado Montevido…. buff cuántos sentimientos encontrados!.
    Visito regularmente tus recetas ya que me chifla la cocina y cuando tengo alguna duda allá voy a ver qué consejo tienes.
    Gracias por estar ahí, y gracias por este momento de emoción profunda que me has regalado.

    • Buen día, Mariluz!!!! Qué pequeño es el mundo verdad? Resulta increíble porque yo que llevo millones de años en España y que ni se sabe porqué razón tengo muchos seguidores en Uruguay, cuando me escribe alguien acerca de alguna receta, me produce una emoción especial. Esto es como aquella serie, “Aquellos maravillosos años”, hasta los 18 años además que una vive una vida muelle, estudiando, amigos, salidas, entonces también se idealiza todo más.
      Pues me alegra mucho que me hayas escrito, paisana, te deseo lo mejor, y te mando un millón de besos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *