Este “risotto de calabaza con ibérico” necesita un poquito de elaboración, lleva algo de tiempo picar las verduras, hacer el caldo casero, también,  pero si estás con prisa, corta por la calle del medio, compra el caldo hecho, hazlo con una pastilla pero no dejes de probar esta ricura, hay un montón de razones, es un plato saludable, está delicioso, y tú y los tuyos os merecéis una cocina sana y sabrosa.

He crecido comiendo zapallo en Montevideo, una variedad de lo que conocemos como  calabaza (curcubita maxima)  originaria de América con un color maravilloso y un sabor ligeramente dulzón resulta muy adecuado su uso en cocina.

La calabaza es un alimento antioxidante por excelencia y por tanto neutraliza los radicales libres. De bajo contenído calórico, es rica en agua y en carotenos. Además de exquisita bien combinada, es de los alimentos más saludables que existen y os animo a consumirla.

El sabor dulce que tiene la calabaza, su textura melosa y suave combina maravillosamente con este risotto, añadiendo cremosidad extra. El jamón es el contrapunto ideal en la combinación de sabores, resultando un plato de fiesta que gustará a tus comensales con total seguridad.

risotto-de-iberico-calabaza, arroz, jamon, guiso

Risotto de calabaza con ibérico
 
5-6 comensales
Frabisa:
Cocina: Tradicional
Ingredientes
  • 650 gr. de calabaza cruda
  • 280 gr. de champiñones Portobello
  • ¼ de guindilla
  • 270 gr. de guisantes frescos (sin pelar) o 100 gr. de guisantes congelados
  • 2 litros de caldo de carne o pollo (ver notas)
  • 200 gr. de jamón ibérico
  • 60 gr de queso parmesano (ver notas)
  • 350 gr. de arroz Arborio (ver notas)
  • 1 cebolla mediana
  • 1 tomate mediano
  • Sal
  • Pimienta negra recién molida
  • 1 diente de ajo (sin gérmen)
Instrucciones
  1. Para hacer risotto es ideal utilizar una olla ancha y con poco fondo, adapta esta receta a las que tengas por casa.
  2. Antes que nada ponemos el caldo en un cazo a calentar para que cuando lo utilicemos esté muy caliente, para ello lo ponemos a fuego medio y en cuanto veamos que está a punto de hervir, bajamos el fuego y lo mantenemos así hasta usar.
  3. Ponemos la cazuela al fuego con un chorrito de aceite de oliva y añadimos la cebolla bien picadita, espolvoreamos sal para que sude y se haga antes, la dejamos pochar a fuego medio-bajo.
  4. Cuando la cebolla esté casi hecha, añadimos el ajo picadito,(antes, no, porque el ajo se quema y amarga la elaboración)
  5. Agregamos la guindilla, como después la tendremos que retirar, mira que el tamaño te permita encontrarla sin dificultad o insértala en un palillo, así te será más fácil.
  6. Lavamos cuidadosamente los champiñones, los laminamos y los agregamos a la olla, salteamos.
  7. Pelamos la calabaza y la cortamos en pequeños cubos, la incorporamos a la olla y la dejamos 3-4 minutos hasta que se dore con el resto.
  8. Agregamos el arroz, lo sofreímos dándole vueltas con una espátula de silicona o cuchara de madera.
  9. Salpimentamos, para ello tenemos en cuenta si el caldo está más o menos salado.
  10. Ahora incorporamos el tomate pelado y cortado en pequeños cuadraditos.
  11. Comenzamos a añadir el caldo, no lo pondremos todo junto, iremos añadiendo a medida que el arroz lo vaya absorbiendo, cuando termine la cocción deberá de quedar ligeramente caldosillo porque en el reposo, el arroz absorberá ese exceso de caldo.
  12. Añadimos los guisantes (ver notas para la cocción de guisantes)
  13. El tiempo de cocción será de aproximadamente 18 minutos, aunque te parezca que está un poquito "al dente", el arroz se terminará de hacer en el reposo y con el calor residual.
  14. Durante la cocción es conveniente revolver el risotto para que vaya soltando el almidón.
  15. Finalizado el tiempo de cocción, rectificamos de sal y añadimos el parmesano, revolvemos para que se mezcle bien consiguiendo así un enmantecado delicioso.
  16. Deja reposar entre 5 y 7 minutos con la olla cubierta con una tapa.
  17. Sirve caliente con dos o tres lonchas de ibérico coronando el plato o a un lado del arroz.
Frabiconsejos
Caldo: Yo puse medio litro de caldo oscuro de carne que tenía congelado y el resto lo completé con agua. Si tienes posibilidad de hacer un caldo casero, estupendo, si no es el caso, puedes utilizar caldo comprado o recurrir a las denostadas "pastillas de caldo" que no sé porque ahora tienen tan mala fama cuando nos hemos criado con ellas en todos los guisos.
La cantidad de caldo o agua que necesites dependerá de la calidad del arroz que utilices y del recipiente en el que lo cocines. Si ves  que el arroz está quedando  seco y aún le queda minutos para terminar su cocción , puedes añadirle un poco de caldo o agua hirviendo extra.
Queso Parmesano: Es un poco caro, un día a lo mejor puedes darte un capricho, si no es el caso, también puedes utilizar uno muy similar a menor precio, el Grana Padano, o utilizar cualquier semicurado que tengas en la nevera.
Arroz: El Arborio o el Carnaroli son los mejores para risotto según los entendidos, pero tampoco te eches a la calle de modo enloquecido a comprarlo o pienses que no puedes hacer esta receta sino lo tienes, utiliza el bomba que de ese seguro que tienes en la despensa.
Guisantes: Con los guisantes frescos (salvo cuando están en su época más esplendorosa que están muy tiernos) tengo un problema, nunca son del mismo tamaño y mientras unos se hacen muy rápido, otros tardan mucho, así que yo los cuezo aparte del arroz en un poquito de caldo y los añado al arroz cuando éste está hecho. Si son congelados me cuesta menos controlar su cocción porque como máximo en diez minutos están hechos.
 

risotto-de-iberico-calabaza, arroz, jamon, guiso

Este es un plato de elaboración, cariño, tiempo y buenos productos, no olvides ponerle un buen jamón que esté a la altura.

risotto-de-iberico-calabaza, arroz, jamon, guiso

Resulta un plato delicioso, animaros a probar y a mezclar ingredientes poco tradicionales en nuestra cocina, os sorprenderá el resultado.

risotto-de-iberico-calabaza, arroz, jamon, guiso

Puedes ver otras recetas similares pinchando en la foto.

arroz-berberechos-frabisa-3 arroz-erizos-parmesano-frabisa2 arroz-rape-frabisa3 risotto foie frabisa
risotto frabisa rissoto-con-salmon-300x219 risotto-a-feira
_DSC2910bis arroz-negro-frabisa arroz-morcilla-salchichas-frabisa3

Disfruta cocinando en casa, es fácil, solo hay que querer :)

¿Qué te ha parecido esta receta?

Tu valoración, aquí: 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars votos)
Cargando…
Publicidad
Publicidad
  1. Hola:
    ¡Qué buena presentación de tus recetas!.
    Recién acabo de inscribirme a tus recetas.
    Muchas gracias por compartir.
    Un enorme abrazo de gratitud.
    Alondra

    • Bienvenida!!! Muchas gracias por esta hermosa llegada a mi blog, espero que te encuentres a gusto en mi cocina y hagas muchas de las recetas. Un abrazo

  2. ¡Hola!
    La receta tiene muy buena pinta.
    Pero los champiñones y las setas nunca se lavan, porque absorven agua que luego sueltan al ser cocinados.
    En tal caso se limpian con una servilleta de papel o un trapo limpio, y en el caso de los champiñones se puede limpiar el sombrero.
    Un saludo.
    Paula

  3. Que bueno!! y que buena pinta!! tiene que estar delicioso, yo utilizo mucho toda clase de calbazas, y la verdad
    que son un buen complemento en la cocina.
    Un besito

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *