Esta «FOCACCIA DE TOMATES Y ACEITUNAS con MASA MADRE de CENTENO es un capricho, es ganas de comer un bocado delicioso que es muy difícil encontrarlo fuera porque esto es cocina casera de la que hay que dedicarle tiempo, utilizar una buena harina del país (la mía del Molino del Abuelo), una buena harina de fuerza  (la mía de Roca Fariners) y ESTA RECETA de Masa Madre que va como un cohete.

Ya sabéis que la mayoría de mis recetas son rápidas, pues en esta la velocidad no cuenta para un buen resultado, ya os dije que es un capricho porque el resultado es de otra Galaxia. En este confinamiento pude experimentar con harinas diferentes a las que estaba acostumbrada a usar y no es que no se puedan usar las del supermercado, claro que se puede, pero si utilizas harinas molidas a la piedra con un proceso artesanal, la cosa cambia, tenemos un color diferente y ya no hablemos del sabor.

Poco más os puedo contar, salvo que me parece que en algún momento de vuestra vida, mejor pronto que tarde, debíais probar esta maravilla.

Focaccia de tomates y aceitunas. MASA MADRE
 
Frabisa:
Cocina: Italiana
Ingredientes
  • 175 g de harina del país (harina de trigo gallego) o harina de fuerza
  • 200 g de harina de fuerza
  • 90 g de MASA MADRE muy activa (alimentada ese mismo día y usada 1 hora después) AQUÍ
  • 250 ml de agua
  • 7g de sal
  • 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra.
  • Para la terminación
  • Tomates secos en aceite de oliva
  • aceitunas negras
  • orégano
  • romero
  • aceite de oliva virgen extra
Instrucciones
  1. Integrar la MM en el agua.
  2. Agregar las harinas a un bol, añadir la MM integrada en el agua, mezclar hasta integrar.
  3. Una vez integrado, dejar reposar tapado 40 minutos.
  4. Añadir la sal y dar pliegues a modo de sobre para integrar bien la sal. Reposo de 1 hora.
  5. Volver a dar 2 pliegues más con reposos de entre 30 y 40 minutos y después dejar fermentar entre 3 y 4 horas.
  6. Dar un par de pliegues y pasar a un bol aceitado.
  7. Guardar en la nevera para que el último fermentado sea en frío entre 8 y 20 horas. Adapta las horas en la nevera a tus ocupaciones.
  8. Recupera la masa de la nevera,
  9. Estira sobre una bandeja de hornear bien aceitada, moja las manos para evitar que se te pegue lo menos posible porque es una masa muy pegajosa.
  10. Cubre con film y deja atemperar unos 40 minutos. Precalienta el horno a 250º con calor abajo y aire (o calor abajo y arriba). Coloca la rejilla en la segunda guía del horno comenzando a contar desde abajo.
  11. Pasado el último fermentado, presiona la masa con la punta de los dedos para hacer pequeños agujeros en la masa. Espolvorea orégano, algunos tomates secos cortados, aceitunas, y riega con un chorrito de aceite de oliva.
  12. Hornea durante 30 minutos o hasta que la veas doradita.
  13. Finalizado el horneado, espolvorea un poco de romero fresco finalmente picado,
  14. Riega con un fino hilo de aceite de oliva virgen extra y sirve.
Frabiconsejos
Hice el doble de los ingredientes que ves y con el resto hice unos panecillos

A disfrutar!!

¿Qué te ha parecido esta receta?

Tu valoración, aquí: 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars votos)
Cargando…
Publicidad
Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *