Los bizcochos siempre figuran entre los favoritos de la mayoría y si son caseros entonces ya el resultado de la encuesta le otorga la victoria por clamor popular. Los bizcochos tradicionales son los que repetimos con mayor frecuencia porque concitan más adeptos pero si surge la oportunidad (y siempre surge) de que algún plátano quede olvidado en el frutero, habrá fiesta y de las grandes porque habrá bizcocho de plátano.

Sí, claro, también es una receta de aprovechamiento porque muchas veces van quedando algún plátano en el frutero cuya piel cambia de tonalidad, se ve menos atractivo y nadie lo come, así que utilizarlo en repostería es una opción estupenda porque además de proporcionarnos textura, nos añade azúcar saludable.

Gusta tanto que en mi casa compramos plátanos demás para que siempre queden algunos con los que poder elaborar este “Bizcocho de plátano y naranja. Tierno” . Es ideal para acompañar y alegrar tus desayunos o meriendas, auténtica repostería casera y no os olvidéis que los bizcochos que llevan fruta entre sus ingredientes se mantienen tiernos más días..

Bizcocho de plátano y naranja. Tierno.
 
Repostería Molde de 36 cm de largo x 11 cm de ancho y 7 cm de alto y con una capacidad de 2 l ½
Frabisa:
Ingredientes
  • 1 plátano en puré (130 g aprox.)
  • 450 g de harina de trigo de todo uso (puede ser harina ingegral)
  • 1 sobre de polvo de hornear (10 g)
  • 5 g de bicarbonato sódico
  • 125 g de yogur natural sin azúcar.
  • 150 g de azúcar común (yo puse 75 g)
  • 170 g de azúcar moreno.
  • 3 huevos L
  • Ralladura de una naranja.
  • 150 ml de zumo de naranja.
  • 1 cucharadita de vainilla
  • 200 g de mantequilla en pomada
  • Para la terminación
  • azúcar glas
Instrucciones
  1. Pinta con mantequilla diluida o blandita el molde y refrigera hasta usar, también puedes forrarlo.
  2. Enciende para precalentar el horno a 190º con calor arriba y abajo y la rejilla en la guía central.
  3. Mezcla la mantequilla con el azúcar común y el azúcar moreno hasta integrar y formar una crema homogénea.
  4. Añade los huevos uno a uno no agregando el siguiente hasta que el anterior no esté integrado.
  5. Incorpora el puré de plátano, la ralladura y la vainilla, mezcla.
  6. Agrega el yogur e integra.
  7. Incorpora la harina tamizada con el polvo de hornear y el bicarbonato. Añade esta mezcla en varias tandas y alterna con la adición de zumo de naranja hasta acabar.
  8. Recupera el molde engrasado en la nevera, espolvorea harina, elimina el exceso y vierte la masa.
  9. Hornea entre 40 y 50 minutos o hasta que pinchando con una brocheta salga limpia.
  10. Finalizado el horneado, aguarda 10 minutos y desmolda sobre una rejilla.
  11. Deja enfriar, espolvorea azúcar glas y sirve.
Frabiconsejos
Si no tienes azúcar moreno puedes sustituirlo por azúcar blanco común o puedes sustituir el azúcar por edulcorante apto para repostería en la proporción indicada por el fabricante.
Si haces este bizcocho en verano conviene que lo guardes en la nevera debidamente envuelto.
¿Se puede congelar? sí, congela perfectamente.
MANTEQUILLA, la puedes sustituir por 180 ml de aceite suave.
Frabiconsejos:

Si donde vives las harinas tienen otro nombre, busca AQUÍ la denominación que corresponde a tu lugar de residencia.

No he experimentado esta receta con otro tipo de harina, por tanto no puedo recomendarte otra variación que no sea la harina  que aparece en los ingredientes. Si haces esta receta y pruebas a elaborarla con otra harina, por favor, cuéntanoslo.

Conviene que todos los ingredientes estén a temperatura ambiente.

¿Te has olvidado de sacar los huevos de la nevera?

Un remedio casero para cuando te has olvidado sacarlos de la nevera con antelación es sumergirlos en agua tibia durante unos minutos, de ese modo conseguiremos atemperarlos.

¿Fue la mantequilla la que has olvidado en el frigorífico? (a mí se me olvida siempre) con cortarla en cubos y ponerla unos segundos en el microondas en función descongelar, se ablandará sin dificultad, también puedes rallarla y en pocos minutos alcanzará la temperatura adecuada. Otra opción es cortarla en pequeños cubitos, adquirirá temperatura en unos minutos.

¿Quieres sustituir la mantequilla por aceite? La proporción es  cada 100 g de mantequilla sustituirla por 90 g de aceite (de oliva o girasol o coco)

¿Quieres utilizar edulcorante? Si quieres prescindir del azúcar en las recetas de masas abizcochadas puedes sustituir la cantidad indicada de azúcar por su equivalente al edulcorante que utilices. Recuerda que no todos los edulcorantes sirven para hornear, deben especificar en la etiqueta que soportan altas temperaturas. Si haces este bizcocho con edulcorante, bátelo con los huevos.

¿Quieres endulzar de modo más saludable? Utiliza “panela”,  una alternativa muy aconsejable al azúcar blanco, lo mismo ocurre con el sirope de ágave.

Stevia en polvo:  Es un edulcorante natural,  obtenido a partir de las hojas de la planta de la stevia  sustitutivo del azúcar común.
Hay varias marcas de Stevia y en algunos casos dejan un regusto un tanto artificial así que se trata de que vayamos probando hasta encontrar el que nos parezca más natural y esté mejor conseguido.
1 kg de azúcar equivale a 6 g de Stevia.

¿Congelado? Este bizcocho se conserva en perfectas condiciones durante 3 o 4 días. Puedes congelarlo ENTERO O EN TROZOS en bolsas adecuadas y descongelar a temperatura ambiente.

Controla el horneado y si la superficie se tuesta demasiado, cubre con papel de aluminio, si ésto no fuese necesario NO ABRAS EL HORNO durante el proceso de cocción bajo ningún concepto.

TODO lo que debes saber para que tus bizcochos te salgan PERFECTOS, lo tienes AQUÍ dedica unos minutos, asimila la información y comienza.

A disfrutar!!

 

 

 

 

 

¿Qué te ha parecido esta receta?

Tu valoración, aquí: 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars votos)
Cargando...
Publicidad
Publicidad
  1. Hola Isa,
    lo preparé ayer y lo he desayunado esta mañana. Está riquísimo y no es nada empalagoso, dicho sea de paso, yo siempre reduzco la mitad de azúcar porque con una persona con diabetes en casa, el aporte de azúcares libres lo dejamos para momentos especiales.
    Si me permites (sin ánimo de entrar en controversia) te diré que ni la panela ni el sirope de ágave son “opciones más saludables” que el azúcar común (sacarosa). El sirope de ágave es un 92% fructosa y un 8% sacarosa, mientras que la panela, un procesado que se obtiene de triturar caña de azúcar en agua caliente, es entre un 95-98% azúcar… cualquier aporte mineral o vitamínico que se le quiera adjudicar, es fácilmente sustituible por una pieza de fruta entera.
    Lo que pretendo decir es que no “son más saludables” si no que están al nivel de la sacarosa, por tanto su uso puede ser igualmente apto si el consumidor así lo decide, simplemente es bueno conocer lo que nos ponen delante, y no dejarnos llevar por publicidades engañosas ni mitos extendidos que no son más que eso.
    Las personas con diabetes SÍ PUEDEN tomar azúcar (cualquiera), solo tienen que saber dos cosas: CUANDO Y CUANTO. Que sea sirope, panela, fructosa o azúcar blanquilla es absolutamene irrelevante.
    Perdona por el tostón.
    Un abrazo y gracias por tu receta una vez más.

    • Muchas gracias, Ana por tu aporte siempre tan completo. Me alegro que las personas que tengan diabetes hagan caso a su médico a la hora de llevar una dieta saludable. Aquí, simplemente me limito a publicar recetas con más o menos acierto. Gracias nuevamente por aportar tus conocimientos que son muchos. Un abrazo grande

  2. victoria e

    Querida amiga no me extranña que digas super tierno porque se ve…..y de sabor ya me lo estoy imaginando
    Que rico para acompañar a un cafe¡¡¡¡¡
    Besitos y cuídate mucho¡¡¡

    • Hola,Silvia. En estas fotos que ves usé harina de trigo de todo uso, el color es por el azúcar moreno. Pero esta misma receta la he hecho con harina integral y queda buenísima. Un abrazo

    • Hola , Fabisia. Buenas tardes.Ayer hice él bizcocho de platano y naranja, lo hice con harina de trigo y Pandora. Está exquisitisimo , llevo la mitad Alejandro y le gustó muchísimo. Y Marta ! Me llamo para decirme que está buenísima.( son mi hijo y mi nuera). Graciñas por tua recetas.
      Saludos, desde Galicia.

      • Hola, Manoli!!! Que alegría que hayas tenido tanto éxito con el bizcocho, enhorabuena por haberlo hecho tan bien. Un abrazo y mucho ánimo. biquiños

      • Hola, ISabel. Eres una ayuda importante en mi cocina. Te felicito porque todas las recetas q hago tuyas me salen chapeau.
        Quisiera preguntarte: si se hace con harina integral es el mismo peso q la harina de repostería. Tengo entendido q se utiliza menos cantidad . M podrías confirmar.

        • Hola, Begoña. Lo cierto es que cuando hago una receta con harina integral, la receta es con harina integral y no con ninguna otra porque no puedo “probar” la misma receta con todas las clases de harina. Así que con esta receta no he experimentado ninguna otra harina. Si tienes conocimiento que se usa menos te aconsejo que la hagas así, yo no tengo más idea que la que si uso harina integral debo poner más líquido, por tanto (y sin que tenga más certeza que la de mi intuición) si pones el mismo peso en harina integral posiblemente tengas que añadir 3 o 4 cucharadas soperas de leche a la mezcla. Un saludo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *