Dentro de los dulces típicos de navidad os quiero enseñar estos mazapanes rellenos que son muy fáciles de hacer  y lo mejor, se pueden tener elaborados con antelación guardando perfectamente la frescura del primer día. Es más, les viene bien que con el discurrir de los días se sequen un pelín. No dudéis que dejaréis a los vuestros con la boca abierta ante este delicioso bocado navideño con el valor añadido de “hecho en casa”

Así lo hice…

  • Ingredientes
  • – 400 gr. de almendra molida
  • – 400 gr. de azúcar glas
  • – 2 cucharadas de agua o de vino oloroso
  • – Ralladura de limón o naranja.(opcional)
  • – Ralladura de haba Tonka (opcional)
  • – 2 claras de huevo  batidas
  • Relleno
  • – Cabello de ángel (ver AQUÍ)
  •  Membrillo (el que yo puse no es muy dulce y es casero)
  • – Cualquier otro relleno que se os ocurra, sirven mermeladas  de diversos gustos.
  • Elaboración.
  • – Amasamos a mano, se hace rápido y es importante ir viendo el punto que vaya tomando la masa.
  • – Ponemos en un cuenco la almendra, el azúcar.
  • – Revolvemos bien con una cuchara de madera.
  • – Agregamos  las cucharadas de vino o agua y la mitad de las claras (previamente batidas ligeramente como agua jabonosa), revolvemos y vemos si necesitamos agregar el resto de claras o no (yo tuve que ponérselas enteras, pero eran claras de huevos medianos) y seguimos mezclando hasta que todo esté bien integrado.
  • – A continuación amasamos a mano (con la masa dentro del cuenco) y vemos que la textura sea apta para estirar, si estuviese demasiado recia, agregamos un poquito más de clara y si al contrario estuviese demasiado blanda, añadimos un poco más de azúcar glas.
  • – Guardamos la masa en un recipiente tapado con papel film y lo dejamos en reposo durante un par de horas mínimo, en mi caso yo la dejé de un día para otro.
  • – Cuando nos dispongamos a trabajar la masa la estiramos sobre una lámina de silicona( o papel vegetal) espolvoreada con azúcar glas. Estiramos un rectángulo, cortamos en tiras y plegamos del modo que veis. Vais alternando el relleno.
  • – Se cortan los tubitos rellenos del tamaño que os parezca y los vais colocando en una bandeja de horno sobre papel vegetal o lámina de teflón o silicona. Se pintan con huevo batido y se hornean a 180º durante 6 minutos o hasta que tengan un poquito de color.

Es un dulce mucho menos complicado que a priori pudiera parecer y estupendo para tener preparado con antelación a las fechas señaladas. Los guardáis en un recipiente hermético (si es tipo tupper, forradlo con papel vegetal para que no contacte con el plástico y pueda sudar el azúcar) y los tendréis perfectos durante días y días.

El comprar dulces de navidad, se va a acabar :)))

Espero que os hayan gustado!

¿Qué te ha parecido esta receta?

Tu valoración, aquí: 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars votos)
Cargando…
Publicidad
Publicidad
  1. María Dolores

    Hola buenos días:
    Nunca me he decidido a hacer los mazapanes, pero creo que con esta receta que explicas tan bien no me será muy difícil y es que a mi prole les encantan.
    Quisiera que me orientaras… ¿Después de hechos y fríos los podría congelar?. Es que tengo que irme fuera a una boda y no volvemos hasta el día de nochebuena, así que tengo que dejar todo hecho. Ayer y hoy llevo todo el día cocinando y congelando todo.
    Muchas gracia y que tengas muy felices fiestas, besitos

    • Hola, María Dolores. El mazapán, requiere que esté lo más sequito posible, con lo cual no procede congelarlo. Igualmente, puedes hacerlos y dejarlos en una lata cerrada o en un bote o cubiertos de papel de hornear, en un tupper. Se te aguantan perfectamente. Un abrazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *