La “Tarta HELADA de chocolate y crocanti” es una opción fantástica para servir como postre después de  una cena contundente como la de fin de año. Los postres helados son siempre mejor recibidos por los comensales porque son más digestivos y si son de chocolate, ya no hay discusión posible.

Conviene eso sí que antes de que se congele totalmente, dividas la tarta en porciones, después, sólo te quedará sacarla del congelador y servir.  Es muy cremosa, así que la textura es maravillosa. Puedes sacarla del congelador, 10 minutos antes de llevarla a la mesa para que pierda un poco ese frío polar.

Es muy, muy, muy fácil de hacer, si nunca has hecho helados, ésta es tu tarta ideal de principiante.

El sabor a  chocolate es de los  que no olvidarás, regálate momentos inolvidables, no hay mejor inversión que en uno mismo.

La Tarta de chocolate helada que siempre triunfa.

Tarta HELADA de chocolate y crocanti
 
(molde desmontable de 22cm. de diámetro) 12 raciones
Frabisa:
Cocina: fans del chocolate
Ingredientes
  • Base
  • 200 g. de galletas tipo MARÍA, digestive o similar
  • 80 g. de mantequilla en pomada
  • Relleno
  • 300 g. de chocolate negro (entre 60-70% de cacao)
  • 170 g de chocolate con leche
  • 500 g. de queso mascarpone (o similar) a temperatura ambiente.
  • 500 g de nata líquida 35%MG (crema de leche)
  • - 180 gr. de azúcar
  • - 50 ml de Licor café (opcional)
  • Para la decoración
  • 50 g de crocanti de almendras
  • 50 g de chocolate (el mío de 70% cacao) + 50 g de nata montar 35% MG + 1 cucharadita de miel.
  • 50 g de dulce de leche
Instrucciones
  1. Base
  2. Decoración. Pon en una taza la nata y el chocolate en el microondas unos 30 seg y mezcla (si fuese necesario puedes poner algunos segundos más), una vez derretido el chocolate y bien mezclado con la nata agrega el dulce de leche, revuelve bien y vuelca en una manga pastelera con una boquilla rizada. Reserva.
  3. Desmenuza las galletas y mézclalas con la mantequilla.
  4. Forra la base del molde con papel vegetal y cúbrela con la mezcla de galletas. Hornea a 190º (calor arriba y abajo) durante 10 minutos, retira y deja enfriar.
  5. Cubre los laterales con acetato como te expliqué AQUÍ. Reserva
  6. Relleno
  7. Derrite lentamente los chocolates en un cuenco refractario suspendido en un cazo con agua caliente, pero sin llegar a hervir (no permitas que la base del cuenco entre en contacto con el agua caliente). (Otra opción es derretir el chocolate en el microondas en fracciones de 30 segundos revolviendo de cada vez.) CONSEJO: derrite los chocolates por separado ya que los porcentajes de cacao son diferentes y uno se derretirá antes que el otro.
  8. Remueve de cuando en vez hasta que se forme una crema homogénea. Retira el cuenco del fuego y reserva.
  9. Bate el queso y la nata con unas varillas hasta que se forme una crema, incorpora poco a poco y sin dejar de batir, el azúcar y el Licor café y los chocolates derretidos.
  10. Vierte esta mezcla en el molde , espolvorea el crocanti de almendra y guarda en el congelador.
  11. Cuando el relleno esté firme pero aún no esté totalmente congelado, desmolda y decora con la manga pastelera que teníamos preparada haciendo pequeños rosetones todo alrededor de la tarta.
  12. Pasa la tarta con un elevatartas (te la enseñe AQUÍ) a una fuente de servir.
  13. Corta la tarta en porciones así te resultará mucho más fácil que si estuviese totalmente congelada. Vuelve a guardar la tarta en el congelador a fin de que se termine de congelar. Si vas a dejar la tarta en el congelador varios días conviene que una vez congelada la cubras con film transparente para que el frío del congelador no reseque la tarta.
  14. Cuando vayas a servir la tarta es mejor retirarla del congelador unos 10 o 15 minutos antes a fin de que se atempere un poco y resulte más sabrosa.
Frabiconsejos
¿No tienes acetato? puedes utilizar un plástico que tenga cierta consistencia, lo pones todo alrededor del molde y lo sujetas con una pinza.
Hacer esta tarta helada requiere disponer de espacio suficiente en el congelador, si no es tu caso, puedes rellenar vasitos que te permitan buscarle sitio en el congelador y tener la ventaja de servir el postre emplatado.

Deliciosa y con un mérito importante, la de hacerla en casa.

A disfrutar.

 

¿Qué te ha parecido esta receta?

Tu valoración, aquí: 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars votos)
Cargando...
Publicidad
Publicidad

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *