Hacer estos “Mejillones en salsa” es muy sencillo , económico y muy habitual de los hogares gallegos donde los mejillones están integrados totalmente en nuestra dieta, no solo están deliciosos, también son el marisco más barato que existe y no por ello menos exquisitos.

Haremos una salsa suave, ligera y sabrosa dando a los mejillones todo el protagonismo de su sabor a mar.

El 95% del mejillón que se consume en España proviene de las rías gallegas. De alta calidad y precio económico tiene un altísimo valor nutritivo. Debéis fijaros al comprarlo que esté etiquetado pasando así los controles de calidad.

Ricos en vitamina A, 100 g de mejillones contiene proporciona el 10% de la ingesta diaria recomendada para las mujeres y el 8% para los hombres. Según la Escuela de Salud Pública de Harvard, la vitamina A hace mucho más que ayudarnos a ver en la oscuridad, estimula la producción de glóbulos blancos. Estimula la producción y la actividad de glóbulos blancos, participa en la restauración de los huesos y regula el crecimiento y la división celular. Son una excelente fuente proteica.

Son habituales en la dieta de mi casa y los hago siempre una vez a la semana, incluso aunque los haga solo al vapor y los acompañe con una crema o ensalada para cenar, o hacerlos como en ESTE GUISO o también como ESTE OTRO con pasta que nos encanta. Por ello cuando hago mi compra en la pescadería de GADIS mi supermercado de toda la vida, además del pescado que compre, también me llevo un par de kilos de mejillones porque es fuente de salud. Si en algún momento me veo apurada y no me viene bien guisarlos o hacerlos de otro modo, los cuezo en apenas unos minutos, retiro la carne, deshecho las cáscaras y la carne la congelo, tenerla a mano para hacer un arroz en cualquier momento es un plan estupendo. Aunque no os lo creáis, se las he añadido a las lentejas y les quedan de rechupete.

Mejillones en salsa
 
4 personas
Frabisa:
Cocina: Marinera
Ingredientes
  • 2 kg de mejillones gallegos frescos (pescadería de GADIS)
  • 1 cebolla
  • 2 dientes de ajos
  • 100 g de salsa de tomate (Fritada IBSA)
  • Guindilla a gusto
  • 1 cucharadita de pimentón (duce o picante a gusto) (Jauja)
  • 100 ml de vino blanco (puede ser cerveza rubia suave)
  • Sal y pimienta negra de molinillo
  • Perejil fresco (o del que tengas)
  • 1 hoja de laurel
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Para ligar la salsa: 1 cucharada de maizena desleída en agua y un poco de caldo de la cocción
Instrucciones
  1. En una olla de fondo grueso poner un chorro de aceite y saltear la cebolla y el ajo bien picaditos.
  2. Agregar la salsa de tomate, el pimentón, la guindilla, aumentar la temperatura de la placa y cuando comience a hervir, agregar el vino, deja que evapore unos segundos.
  3. Añadir sal y pimienta, bajar la temperatura a fuego medio-bajo, dejar 15 minutos a que se haga un buen sofrito.
  4. Mientras lavar bien los mejillones, rascar todas las barbas que se adhieren a la concha.
  5. Agregar los mejillones a la olla y tapa.
  6. En tan solo unos minutos se abrirán dejando su hermosa carne al descubierto. Si algún mejillón no se abre durante la cocción, hay que deshecharlo.
  7. Los mejillones sueltan mucha agua durante la cocción y es posible que ahora la salsa esté muy aguada, si ese es el caso, deslíe una cucharada de maizena en 2 de agua, añade un cucharón de caldo de la olla, mezcla bien y agrégalo a la olla.
  8. Mezcla bien pero con cuidado de que no rompamos los mejillones o provoquemos que se salga la carne de la concha, mejor remover con movimientos de vaivén encima de la placa.
  9. Espolvorear abundante perejil bien picadito y servir.
Frabiconsejos
El laurel es un aromatizante muy invasivo así que te aconsejo no caigas en la tentación de ponerle más de una hoja.
PLAN B: Si tu olla no se presta bien por tamaño a hacer todo junto, puedes hacer en una olla la salsa, agregar 1 vaso de caldo de la cocción de los mejillones, ligarla o no con maizena/harina eso ya ves si hace falta o si la textura es buena. Cueces los mejillones en olla aparte con 1 vaso de agua (sin sal) en cuanto estén abiertos los escurres y viertes por encima la salsa de la otra olla.
A disfrutar

¿Qué te ha parecido esta receta?

Tu valoración, aquí: 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars votos)
Cargando...
Publicidad
Publicidad

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *