Soy fan absoluta de carnes y pescados al horno, y además es facilísimo de hacer e ideal para cuando andamos con poco tiempo porque el horno lo hace todo.
Uno de los manjares que más me rechifla del universo, es la costilla al horno, me parece sencillamente deliciosa, eso sí, no concibo comer costilla sin terminar de rebañar el hueso comiendo con las manos, no será muy fino, de hecho no lo es, pero es un disfrute inigualable del que yo no me privo, ni pienso.costilla, asado, horno, miel, zanahoriasl,
 Esta receta tiene un toque agridulce que le va estupendo a esta carne grasa y sabrosa, para compensar la guarnición conviene que sea ligera por eso las zanahorias y la piña equilibran el plato.
  • Ingredientes (2 personas)
  • – 800 gr. de costilla de cerdo
  • – Sal
  • – Pimienta negra (mejor recién molida)
  • Aliño
  • – 1 cucharada sopera de miel
  • – 1 cucharada y media de Salsa Barbacoa
  • – 1 cucharadita de mostaza de DIJÓN
  • Guarnición
  • – Zanahorias de rama
  • – 2 rodajas de Piña fresca
  • Elaboración
  • – Mezcla con unas varillas los ingredientes del aliño. Reserva
  • – Salpimenta la costilla y con un pincel aplica el aliño por ambos lados y ponla en el centro de una fuente de hornear.
  • – Coloca por los lados las zanahorias, salpiméntalas, el dejarle las ramas es un capricho personal, pero obviamente no se comen y puedes cortarlas.
  • – Hornea en función VAPOR a 180º durante 1 hora y quince minutos, si es función ventilador, baja a 175º y hornea durante una hora. De todas formas, controla tu horno, ya sabes que no todos son iguales, cuando la costilla se vea dorada, las zanahorias estarán hechas.
  • Al comienzo del horneado el hueso deberá estar para abajo, los últimos 15 minutos las das vuelta para conseguir ese doradito tan apetitoso.
  • – 5 minutos antes de finalizar la cocción, incorpora la piña fresca, con unos minutos es suficiente para templarla apenas.

costilla, asado, horno, miel, zanahoriasl,

Frabiconsejos: Pinta las zanahorias con zumo de limón y evitarás que se oxiden y conserven ese bonito color

Un vino tinto, un buen trozo de pan y a pringarse los dedos porque no hay costilla más rica que la que se termina comiendo con los dedos.costilla

¡Qué aproveche!

¿Qué te ha parecido esta receta?

Tu valoración, aquí: 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars votos)
Cargando…
Publicidad
Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *