Los  Mejillones a la marinera,  tienen ese tipo de salsa en la que no paras de mojar,  y de la que gusta a casi todo el mundo. Por supuesto y faltaría más, en Galicia existen tantas variaciones de esta receta como hogares hay, hoy os voy a contar como lo hago yo en mi casa.

Esta receta de mejillones es muy  nutritiva, económica y gustará tanto en casa que merece la pena repetir a menudo para alimentar bien a nuestra familia y tenerles felices

Son un entrante muy fácil, ideal para cualquier comida o cena en la que tengamos invitados, sabemos que será un acierto.

Los mejillones son un referente en mis platos y si bien hace poco os contaba como nos había encantado el arroz con mejillones, pero el mejillones en vinagreta triunfan siempre que los pongo, otra receta que hago a menudo es la de mejillones en salsa, pero sin duda la empanada de mejillones es la más comentada de mis recetas con mejillones.

El 95% del mejillón que se consume en España proviene de las rías gallegas. De alta calidad y precio económico tiene un altísimo valor nutritivo. Debéis fijaros al comprarlo que esté etiquetado pasando así los controles de calidad.

Mejillones a la marinera

Frabisa
3-4 personas
4.33 from 237 votes
Cocina Marinera

Ingredientes
  

  • 2 kg de mejillones gallegos
  • 2 hojas de laurel
  • 2 cebollas medianas muy picaditas
  • 1 1/2 cucharadas de harina de trigo
  • 200 ml de vino blanco
  • 1/2 guindilla
  • 1 vaso de caldo colado de la cocción de los mejillones
  • 1 cucharada sopera de tomate concentrado
  • Perejil fresco picadito
  • Sal y pimienta negra de molinillo
  • Aceite de oliva virgen extra

Elaboración paso a paso
 

  • Inicialmente limpiamos bien los mejillones, retiramos las barbas (los pelos que salen de cada una de las conchas) yo esto lo hago con una tijera, raspamos también las conchas por fuera para eliminar pelos y otras impurezas que afean la presentación.
  • Los pasamos por debajo del agua y a la cazuela, agregamos una hoja de laurel y dos vasos de agua y al fuego, tapamos la olla. Cuando llegue a punto de ebullición el agua que hemos puesto y con el vapor generado veremos que todas las conchas se abren, apagamos el fuego (si algún mejillón no abre, lo tiramos, no sirve). Dejamos enfriar un poco y colamos el caldo y lo reservamos. Vamos colocando los mejillones en la mitad de la concha, la otra mitad la tiramos. Reservamos
  • Mientras vamos con la salsa.
  • Ponemos en una sartén con tres cucharadas de aceite la cebolla, espolvoreamos sal y dejamos que a fuego medio-bajo para que vaya evaporando agua y se vuelva cristalina y tome apenas color.
  • Arrimamos la cebolla a un lado de la sartén y en el centro ponemos la harina, la revolvemos un poco con una cuchara de madera para tostarta y que pierda ese sabor de harina cruda, a continuación, agregamos el vino, revolvemos bien con varillas para que la harina se vaya integrando, añadimos también un vaso de caldo colado de la cocción de los mejillones, la guindilla, el concentrado de tomate, la sal y un poco de pimienta de molinillo, revolvemos todo y dejamos a fuego medio-bajo unos minutos hasta que la veamos espesita y casi en su punto, probamos por si le hiciese falta un poco más de sal.
  • Añadimos ahora un ramillete de perejil fresco muy picadito, revolvemos y apagamos el fuego, el perejil no hay que cocerlo para que no pierda el sabor, con el propio calor de la salsa ya es suficiente. Retira la guindilla.
  • Ahora ponemos una cucharadita de salsa en cada mejillón, regamos con aceite de oliva virgen extra, espolvoreamos perejil picadito yservimos.
  • Acompañamos el resto de la salsa en salsera para que los comensales se sirvan más si quisieran.

mejillones en salsa

A disfrutar de estos riquísimos mejillones

Otras recetas de MARISCO que no puedes perderte

En este blog encontrarás otras recetas con mejillones:

A disfrutar!!

 

 

 

Publicidad
Publicidad
    • Hola, Margarita.

      La letra no es cuestión de mi página sino de tu ordenador o móvil o ipad, tienes que ampliar la letra en el dispositivo desde que lo leas.

      saludos

  1. Este fin de semana caen, usaré mi truco de comprarlos cocidos para evitar tener que limpiarlos. Tienen muy buena pinta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Valora esta receta!