Los “Mejillones de Galicia en escabeche” son una receta sencilla y con un resultado verdaderamente bueno. Los mejillones son el marisco más económico de todos y muy polivalentes en cocina, os invito a hacerlos en casa porque admiten muchas formas de preparación y son muy nutritivos.

En mi barrio hay una pescadería que abre  tempranísimo, y en ocasiones antes de irme a trabajar a las siete y cuarto de la mañana compro pescado, lo subo rapidamente a mi nevera y a continuación me voy. El pescado que vende Ana es de los que salta encima del mostrador de lo fresquísimo que está siempre y además, ella es un encanto. Si vives en Coruña quiero que sepas que esta pequeña pescadería está en la calle Bellavista esquina Villa de Negreira. A todo esto si hoy te hablo de Ana es porque le compré estos mejillones que salieron fantásticos.

Mejillones de Galicia en escabeche
 
4 personas
Frabisa:
Cocina: Gallega
Ingredientes
  • 2 kg de mejillones
  • 200 ml de aceite
  • 12 g de pimentón dulce de La Vera
  • 2 hojas de laurel
  • 100 ml de vino blanco
  • 100 ml de agua
  • No pongo sal (Puedes poner apenas una pizca)
  • 60 ml de vinagre de Jerez (o 30 ml de vinagre de Jerez+30 ml de vinagre de Módena)
  • 3 dientes de ajo
Instrucciones
  1. Limpia los mejillones, sobre todo lo más notorio que se pega a las cáscaras.
  2. Pon los mejillones a cocer en una olla con el vino blanco, el agua y las hojas de laurel, tapa la olla y deja que el líquido llegue a ebullición y se abran los mejillones. Apaga el fuego.
  3. Separa la carne de los mejillones y colocala en una fuente de barro. Reserva.
  4. En una olla pon el aceite y dora los dientes de ajos aplastados, cuando estén dorados, apaga el fuego.
  5. Necesitamos medir el calor del aceite, así que pondremos dentro el termómetro, cuando el aceite esté a 80º, añadimos el pimentón y revolvemos, dejamos infusionar 5 minutos.
  6. Colamos el aceite a través de un paño limpio de algodón, igual que hicimos AQUÍ, de este modo nos aseguramos un líquido limpio sin posos del pimentón y de un color rojo intenso.
  7. Pasamos el aceite colado nuevamente a la olla, le añadimos 125 ml de caldo colado de cocer los mejillones y el vinagre, lo ponemos al fuego, lo llevamos a punto de ebullición y apagamos el fuego. Prueba y valora si quieres añadirle un poco de sal, yo no lo he hecho, en este caso me parece que el sabor de los mejillones con este escabeche queda de por sí muy potente.
  8. Vuelca la salsa por encima de los mejillones, añade las hojas de laurel.
  9. Tapa con film transparente y deja reposar por lo menos dos horas antes de servir.
  10. Puedes conservarlo en un tupper de cristal, bien cubiertos de la vinagreta y tapado en la nevera entre 4 y 5 días.
Frabiconsejos
El escabeche admite zanahorias, pepinillos en vinagre, a gusto del consumidor.
Necesitamos un termómetro de cocina, pero si no lo tienes, apúntalo en tu lista de deseos porque te será de mucha utilidad en cocina.
Pero si se trata de salir del paso, pues ya sabes, "a ojo", pero recuerda que el aceite no debes de estar muy caliente o quemará el pimentón.

¿Quieres envasarlos? guárdalos en botes bien límpios y cúbrelos del aceite en el que los has hecho (quizás tengas que poner bastante aceite para que poder envasarlos) y después los envasas del modo que te expliqué AQUÍ.

Hay unas cuantas recetas con mejillones publicadas en este blog, si te apetece verlas con tan solo poner mejillones en el buscador que hay  en esta página en la parte superior a la derecha, te saldrán todas.

A disfrutar!!

¿Qué te ha parecido esta receta?

Tu valoración, aquí: 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars votos)
Cargando…
Publicidad
Publicidad
  1. Hola Fabrisa,
    Gracias por esta receta tan fantástica, por favor, ¿puedes indicarme como hacerlos en conserva y que duren unos meses? Así los podría dejar hechos para aperitivos en navidad :-)

    Gracias
    Sílvia.

  2. Fabrisa, eres un amor, y como cocinera no tienes igual. Muchas gracias por estas recetas tan maravillosas que nos regalas cada día. A mi familia le encantan, y eso que no son buenos comedores. Ofreces platos sencillos y otros más sofisticados (de esos que uno hace para ponerse a prueba), pero siempre muy saludables. Muchas gracias por ayudarnos a los papás y mamás que cocinamos para nuestras familias a tener una gran variedad de recetas a las que acudir. Lo dicho, eres un amor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *