Una de las elaboraciones de nuestra gastronomía que más consenso suscita son sin duda las albóndigas.  Ya no hay lugar para «albóndiga tipo balín» seca, dura e insípida, me refiero a una albóndiga elaborada con una buena carne y bien ejecutada.

Para mí es básico empezar cualquier receta de albóndigas yendo a mi carnicería preferida y escogiendo un buen trozo de carne y pidiendo a mi carnicero que la pique; condimentar la carne con ingredientes  en la cantidad justa para que le aporten suavidad y sabor sin mermar el de la propia carne que es la protagonista de la elaboración.

Estas ALBÓNDIGAS RELLENAS AL HORNO de hoy tienen la peculiaridad que se toman en plan picoteo, con un corazón de queso fundido delicioso y que van acompañadas de un cuenco de salsa con la que disfrutar, ahhh, y además, se hacen al horno, aunque también puedes freírlas.

Yo que no soy muy de salsas comerciales (excepto la mayonesa)  reconozco sin rubor mi entusiasmo sin límites por esta Salsa Gaucha que junto con el Ketchup ha pasado a formar parte de mis imprescindibles, está atómica de rica.

Albóndigas rellenas al horno.
 
12 albóndigas
Frabisa:
Cocina: Carne
Ingredientes
  • 500 g de carne picada de ternera
  • 80 o 100 g de miga de pan remojada en leche y escurrida
  • 1 huevo
  • 1 cucharada sopera de perejil picado
  • 12 cubitos de queso fundente
  • 30 g de queso tipo parmesano
  • 1 huevo
  • Sal
  • **2 cucharadas soperas de salsa Gaucha
  • Panko en cantidad suficiente (pan rallado grueso)
  • Para la presentación y acompañamiento
  • Salsa Gaucha o Salsa de Yogur
  • Ensalada
  • Patatas fritas o arroz blanco
  • Perejil picado
Instrucciones
  1. Lavar el perejil y picarlo fino.
  2. Remojar el pan en leche
  3. Poner en un bol la carne picada, la miga escurrida, el perejil picado, 2 cucharadas soperas de salsa gaucha, el huevo ligeramente batido, sal y mezclar bien.
  4. Dividir la mezcla en 12 porciones, estirar cada una de ellas en la palma de la mano, poner en el centro un trozo de queso fundente y envolver dando forma de bola. Repetir la operación con todas.
  5. Pasar las albóndigas por panko y disponerlas en una fuente de hornear untada con aceite o forrada con papel vegetal y hornear a 200º durante 15 minutos dándolas vuelta a la mitad de cocción. (Otra opción es freírlas en abundante aceite de oliva virgen extra.)
  6. Espolvorea las albóndigas con perejil picado y presenta acompañado de un cuenco con Salsa Gaucha o Salsa de Yogur y sirve con ensalada, patatas fritas o arroz blanco.
Frabiconsejos
Queso fundente: puedes poner mozarella, Tetilla o cualquier otro queso que funda bien, yo puse queso de Arzúa)
** Si donde vives no encuentras la Salsa Gaucha, puedes poner en su lugar 1 cucharada sopera de yogur+1/2 cucharada de mayonesa+1/2 ketchup y gotas de tabasco al gusto, no es igual porque la Salsa Gaucha borda esta receta pero puedes salir del paso.
OPCIÓN FREÍR: Pones en el fuego un cazo con suficiente aceite para que cubra las albóndigas (3 dedos mínimo) y cuando tenga una temperatura que oscile 175º, vas friendo las albóndigas de a dos o tres para que no se baje la temperatura del aceite. Las vas girando hasta que obtengan un bonito color dorado. Las pasas a una rejilla con papel absorbente para eliminar el exceso de aceite.
¿Cómo quedan MÁS RICAS, fritas u horneadas? vamos a ser serios, yo las he hecho de las dos formas porque esta es una recetaza y queda deliciosa, así que como MÁS RICAS son fritas, como MÁS SALUDABLES son horneadas, tu eliges.

En este blog tienes más RECETAS DE ALBÓNDIGAS.

A disfrutar

¿Qué te ha parecido esta receta?

Tu valoración, aquí: 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars votos)
Cargando…
Publicidad
Publicidad
  1. Me encanta esta receta. Seguro que la haré.
    Y la versión al horno aún me gusta más, que soy poco de fritos.
    Mil gracias!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *