Se me dan bien las croquetas, es cierto que tardé un poco en pillarles el punto pero como mi lema es “insistir hasta conseguir” al final os puedo decir que me quedan riquísimas. Las hago de todos los sabores y seguiré publicando recetas que me consta que os encanta, pero las “CROQUETAS EXTRACREMOSAS DE BACALAO” que hago todos los años por estas fechas tienen un punto de cremosidad añadido que os va a encantar.

Quedan tan deliciosas que os aconsejo doblar cantidades y congelar. A veces si estoy muy justa de tiempo congelo la masa dentro de una manga pastelera y ya otro día con tiempo la saco del congelador la noche anterior y al día siguiente las estiro, rebozo, etc. Otra opción es formarlas totalmente y congelarlas ya listas para freír.

  • Ingredientes (salen unas 30 croquetas)
  • 350 g. de bacalao cocido y desmenuzado.
  • 650 ml de leche (600 ml + 50 ml)
  • 100 ml de nata
  • 90 g de harina de trigo
  • 90 g de  mantequilla
  • Pimienta negra molida
  • Nuez moscada
  • Sal
  • 2 hojas de gelatina de 2 g c/u.
  • Rebozar con:  huevo (2) y pan rallado (en cantidad suficiente, ya vamos viendo)
  • Aceite para freír
Elaboración 
  • – Mezclar  600ml de  leche con la nata y reservar.
  • – Poner a hidratar las hojas de gelatina en agua muy fría.
  • – Poner al fuego una olla de fondo ancho un chorrito de aceite y añadir la mantequilla, dejar hasta que se derrita.
  • – Incorporar la harina, revolver bien a fin de conseguir que se tueste. Añadir la mezcla de leche-nata, empezamos por poca cantidad y revolvemos hasta que se haya incorporado totalmente, repetimos el proceso hasta el final.
  • – Añadir la sal, la nuez moscada y la pimienta, revolvemos, apagamos el fuego
  • – Calentar (sin que llegue a hervir) los 50 ml de leche, agregamos las 2 hojas de gelatina hidratadas y bien escurridas y revolver hasta que se disuelvan en la leche. Añadir a la masa de las croquetas y revolver bien, mejor con unas varillas, debemos integrar la gelatina diluida en la leche, así que debemos esmerarnos en mezclar bien.
  • – Por último añadir el bacalao desmenuzado, revolver y verter la mezcla en una manga pastelera y la dejamos enfriar e incluso la podemos guardar en la nevera hasta el día siguiente o también podemos congelarla hasta que podamos hacer las croquetas. Para descongelarla la pasamos del congelador a la nevera el día anterior. Otra opción es mojar una fuente (mojamos la fuente para que la masa no se pegue ) y volcamos la masa, la cubrimos con film transparente y la dejamos enfriar hasta formar las croquetas. Una vez que enfríe debemos refrigerar.
  • FORMADO
  • Puedes ir tomando porciones con una cuchara sopera o hacer con la manga pastelera gruesos cordones de masadel modo que os resulte más cómodo.
  • Esta masa es un poquito más complicada de manejar que la de otras croquetas que tengo publicadas porque es más blandita, por ello yo formo los cordones de masa y la dejo en la nevera sin cubrir para que seque un poco con el frío de la nevera y de ese modo forme una película que ayude a que se manipulen mejor.
  • Formamos las croquetas y las pasamos por huevo batido  y pan rallado o por pan rallado, huevo batido y otra vez pan rallado. En este caso, conviene pasarlas primero por pan rallado ,  si no sois muy expertos en manipular masas blandas de croquetas porque así podemos darle más cuerpo a la croqueta.
  • Una vez formadas todas las croquetas, las pasamos otra vez a la nevera y las dejamos 1 hora mínimo (puede ser varias horas) para que con el frío de la nevera se sequen bien.
  • Si cuando las vayamos a freír vemos que la parte de la croqueta que toca con la fuente está ligeramente húmeda, la pasamos un poquito por pan rallado seco.

El momento fritura es importantísimo.

  • El aceite debe de estar caliente pero NO debe  humear, la temperatura debe oscilar entre los 175-178º.
  • croquetas11
  • Fritura por inmersión: Utilizamos un cazo con suficiente aceite para que  las croquetas se sumerjan totalmente en el aceite cuando las fríamos. De este modo  el choque térmico produce la deshidratación de la superficie de la croqueta provocando instantáneamente una corteza crujiente y protectora del interior. Vamos girando las croquetas todo el tiempo con dos tenedores, no necesitamos cocer el interior que ya está cocido, así que es cuestión de segundos y hala, pasamos rapidamente a una fuente con papel absorbente.
  • Mantener la temperatura del aceite durante la fritura: Para ello se recomienda freír en pequeñas tandas, no más de 3 croquetas por vez.

Después de freír, siempre pasaremos los alimentos por papel absorbente, no necesitamos grasas añadidas, da igual si estamos delgados, es cuestión de salud.

Frabiconsejos:  Yo utilizo siempre pan rallado fino, pero he utilizado el que es un poco más grueso y también me gusta.
. ¿Se pueden congelar? Sí,  debes extenderlas en una fuente, cubrirlas con film transparente y directamente al congelador, cuando ya estén congeladas, puedes pasarlas a una bolsa apta para congelación que ocupará menos espacio.
Truco: Sin duda el truco para unas croquetas cremosas es una buena bechamel, puedes ver el paso a paso de una buena bechamel publicada en este blog.

¿Quieres conocer todos los trucos y consejos para hacer la croqueta perfecta? AQUÍ te lo explico.

Si quieres puedes ver AQUÍ, otras recetas de croquetas publicadas en este blog.

A disfrutar!!

¿Qué te ha parecido esta receta?

Tu valoración, aquí: 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars votos)
Cargando...
Publicidad
Publicidad

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *