La «Salsa de vino tinto y mantequilla para carnes rojas» es una salsa ideal para carnes rojas y de caza.

De fuerte y contundente sabor es imprescindible para acompañar una carne importante y de sabor intenso.

Este tipo de salsa hecha en casa con mimo, tiempo y dedicación son el remate perfecto a un plato de fiesta. No tiene dificultad y resulta espectacular, no te la pierdas.verduras2

Ingredientes

  • 1 Cebolla
  • 2 Zanahorias
  • 1 diente de ajo
  • 100 g de panceta ibérica
  • 2 cucharadas de azúcar moreno
  • 70 ml de vino PEDRO XIMENEZ
  • 180 ml de vino tinto (vino  bueno, salsa rica)
  • 300 ml de caldo de carne (mejor casero, receta AQUÍ)
  • Orégano, tomillo, romero y perejil  (aromáticas frescas)
  • 100 g de mantequilla
  • 1 cucharadita de maicena (15 g)
  • Sal y pimienta negra a gusto
Elaboración
  • Pon 30 g de mantequilla de mantequilla y unas gotitas de aceite de oliva (que impedirá que se nos queme la mantequilla) en una olla
  • Añade las verduras troceadas (no es necesario que se piquen muy menudas porque las vamos a desechar), la panceta ibérica, el azúcar, la sal, pimienta y déjalas a fuego medio unos minutos a sofreír.
  • Una vez que está todo doradito, bajamos el fuego  y dejamos que se vaya haciendo a fuego lento durante unos 30 minutos.
  • A continuación le agregamos el vino y el PEDRO XIMENEZ, aguardamos a  que se evapore lentamente hasta que nos quedemos más o menos con la mitad, incorporamos el caldo de carne y seguimos con la cocción lenta durante otros 20 minutos.
  • Colamos  las verduras,  nos quedamos con el líquido concentrado que nos ha proporcionado las verduras, el vino y el caldo. Reservamos hasta el momento que lo vayamos a utilizar en el que le daremos el toque final.
  • Llegado el momento, volcamos la salsa en una sartén grande y la ponemos a fuego medio, le agregamos sin dejar de revolver  la mantequilla restante y cuando ésta esté bien mezclada, le añadimos la cucharada de maicena previamente diluida en un poquito de salsa que habremos reservado para el efecto.
  • Seguimos revolviendo unos minutos dándole el tiempo necesario para que se reduzca lo suficiente y adquiera el punto de consistencia deseado, probamos y en este momento será que rectifiquemos de sal y pimienta

salsa-vino-tinto2

 

 

 

Es una salsa laboriosa pero os aseguro que para una ocasión especial, merece mucho la pena porque queda absolutamente DELICIOSA.

 

 

 

 

 

 

A disfrutar!!

¿Qué te ha parecido esta receta?

Tu valoración, aquí: 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars votos)
Cargando…
Publicidad
Publicidad
  1. Anonymous

    Excelente tu salsa. Me quito el sombrero. Me he permitido añadirle un pimiento verde a las verduras y unos dátiles y pasas sin hueso para acompañar y hasta ahora no se me ha resistido nadie! Muchísimas gracias por compartirla.

  2. Hola acabo de aterrizar en tu blog y me escuentro con esta salsita tan buena que vamos una no se resite,me la anota con yu permiso y me quedo en tu cocina como seguidora tuya y a tomar nota de esas deliciosas recetas,y si lo deseas quedás invitada a pasar por mi blog,
    un beso.

  3. Me encanta. Dentro de poco llegará el frío y con él los asados contundentes. Con tu permiso me llevo tu salsa para el primer asado de la temporada. Muchas gracias

  4. Uf, para quitarse el sombrero. Con esta salsa no habrá carne que se resista :)
    Simplemente deliciosa, Frabisa. Me gustan las salsas contundentes, con sabor fuerte..asi que la tuya la anoto que hay que probarla.

    Besines guapa :)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *