Los que adoramos las elaboraciones con chocolate estamos de enhorabuena con esta tarta porque sin duda ha nacido para hacer disfrutar mucho y mucho a nuestros comensales.

Habitualmente no me lío mucho con las tartas dulces y casi siempre me decanto por tartas de queso que son fáciles y rápidas de hacer, pero siempre hay un día, una ocasión especial en la que debemos esmerarnos y para esos días de celebración está indicada LA MEJOR TARTA DE CHOCOLATE DEL MUNDO.

Pocas imágenes impactan más en el mundo de la repostería que una buena tarta de chocolate, nos quedamos mirando sin poder apartar la vista y comenzamos a salivar, es un acto reflejo cientificamente comprobado (ésto último me lo acabo de inventar pero seguro que es cierto)

¿Porqué tienes que hacer LA MEJOR TARTA DE CHOCOLATE DEL MUNDO?

  • Porque es una receta con la que triunfarás con total seguridad
  • Porque proporcionar felicidad a los que más queremos pasa también por obsequiarles con un trozo de esta tarta.
  • Porque será el mejor regalo de cumpleaños, de aniversario o de amor para los tuyos
  • Porque NO es tan difícil
  • Porque si te organizas y haces los bizcochos uno o dos días antes después montar la tarta lo harás enseguida.
  • Porque te encantará recibir aplausos
  • Porque si usas un buen chocolate el éxito está asegurado

Esta tarta tiene una miga húmeda y un sabor intenso a chocolate como la tarta de chocolate y mandarinas , la tarta de queso de doble chocolate, o la tarta de dulce de leche y chocolate que ya hemos hecho en otras ocasiones.

La MEJOR tarta de chocolate del mundo

Frabisa
Una tarta de miga tierna, húmeda y un sabor intenso a chocolate que te va a enamorar
5 from 4 votes
Plato chocolate, dulces caseros, postres, tartas
Cocina de Chocolate, dulces caseros, repostería casera
Raciones 12

UTENSILIOS

  • 3 moldes de 22 cm cada uno

Ingredientes
  

Para los bizcochos

  • 350 ml de agua caliente
  • 80 g. de cacao sin azúcar
  • 4 huevos a temperatura ambiente
  • 1 cucharadita de vainilla
  • 10 g. de bicarbonato sódico
  • 350 g. de harina
  • Pizca de sal
  • 400 g. de azúcar
  • 350 g. de mantequilla en pomada.

Almíbar

  • 200 ml de agua
  • 75 g de azúcar
  • 50 ml de Ron o cualquier otro licor o nada

Relleno y cobertura.

  • 200 ml de nata 35% MG
  • 800 g de leche condensada
  • 50 g de cacao sin azúcar
  • 150 g de chocolate con leche
  • 200 g de chocolate negro de 70% cacao
  • 30 g de mantequilla
  • Para la decoración: 60 g de dulce de leche y 7 nueces

Elaboración paso a paso
 

  • Almíbar:
  • Pon en un cazo al fuego el agua y el azúcar. Lleva a ebullición y deja hervir durante 5 minutos, añade el Ron, deja tomar nuevamente punto de hervor y apaga el fuego. Reserva.
  • Bizcochos
  • Precalienta el horno a 180º
  • Bate con unas varillas el agua caliente con el cacao hasta que la mezcla sea homogénea. Déjala enfriar a temperatura ambiente.
  • Cuando la mezcla de agua caliente y cacao esté fría, añade los huevos, la vainilla y bate con varillas (manual o de robot). Reserva.
  • En un bol aparte, mezcla el azúcar con la mantequilla hasta que se forme una crema blanquecina.
  • Añade poco a poco la harina tamizada con el bicarbonato y la sal alternando con la adición de la mezcla líquida de agua-cacao- huevos batiendo en cada incorporación unos 35 segundos.
  • Engrasa o forra los moldes , vierte la mezcla y alisa con una espátula.
  • Hornea entre 20 y 25 minutos cada uno. Puedes ir horneando uno a uno y mientras refrigera la masa de los otros o déjala a temperatura ambiente, es igual.
  • Finalizado el horneado, retira los moldes del horno, aguarda diez minutos antes de desmoldar sobre una rejilla. Deja enfriar.
  • Relleno y cobertura.
  • Vierte en un cazo al fuego la nata y la leche condensada con el cacao , revuelve hasta que se disuelva completamente. Añade el chocolate con leche y el chocolate negro picado y continúa revolviendo a fuego bajo hasta que tome punto de ebullición y durante 2 minutos más. Apaga el fuego, añade la mantequilla, mezcla bien, cubre con film transparente tocando la crema para evitar la formación de costra. Deja enfriar y reserva.
  • Montaje.
  • La crema de chocolate una vez fría se vuelve muy densa y poco manejable así que para extenderla mejor caliéntala en el microondas durante 40 segundos, mézclala bien hasta que consigas una crema más blandita.
  • Nivela los bizcochos si se hubiesen abombado durante el horneado.
  • Coloca el primero de los bizcochos sobre la fuente de servir, mójalo con el almíbar ayudándote de un pincel y extiende una primera capa abundante de relleno, coloca encima el segundo bizcocho, mójalo con el almíbar y vuelve a poner una segunda capa de relleno. Tapa con el tercer bizcocho, presiona ligeramente con las palmas de las manos a fin de conseguir que asienten bien. Cubre la tarta por los laterales y la superficie alisando lo mejor posible. Guarda 4 o 5 cucharadas de relleno, añádele las 2 cucharadas de dulce de leche, mezcla bien para que cambie el color del relleno y la decoración se vea más bonita. Rellena con la una manga pastelera con una boquilla rizada (la mía de 1 mm) y decora unos pequeños rosetones en la superficie y corona con las nueces.
  • Refrigera para que tome cuerpo todo el relleno y retira un cuarto de hora antes de servir para que pierda el frío gélido del frigorífico y tenga mejor sabor.

Frabiconsejos

  • Puedes hacer los bizcochos uno o dos días antes del montaje de la tarta y refrigerarlos envueltos en film transparente.
  • Si decides hacer esta tarta en moldes más pequeños puedes utilizar el resto de la masa en moldes de madalenas.

Una tarta que enamorará a los amantes del chocolate

Otras recetas que no te  puedes perder

Publicidad
Publicidad

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Valora esta receta!