El “Magret de pato con piña fresca confitada” es un plato con el que bien podrías quedar bien en una cena de invitados sin saber mucho de cocina ni emplear demasiado tiempo en su elaboración.

La carne de pato es muy sabrosa y salvo la capa protectora de la piel que contiene bastante grasa y sirve para preservar un interior jugoso, cuando la retiras la propia carne es magra y apta incluso para dietas severas.

El magret de pato se suele acompañar de  mermeladas de frutos rojos que marida muy bien con esta carne, pero yo me he decantado por una piña fresca, ligeramente confitada y que aporta ese toque fresco que agrada al paladar.

Magret de pato con piña fresca confitada.
 
2 personas
Frabisa:
Cocina: asiática
Ingredientes
  • 2 magrets de pato
  • 400 g de piña fresca cortada en cubos
  • 4 cucharadas de soja
  • 2 cucharadas soperas de azúcar moreno
  • Cilantro fresco
  • Sal y pimienta negra de molinillo.
Instrucciones
  1. Corta la piel de los magrets, efectúa cortes poco profundos que no lleguen a la carne.
  2. Salpimenta por el lado de carne
  3. Coloca los magrets en una sartén de fondo grueso a fuego alto y sin nada de aceite con la piel hacia abajo.
  4. Deja hacer unos minutos hasta que la grasa se vaya derritiendo.
  5. Da vuelta los magrets por el lado de la carne y deja hacer unos minutos según te guste más o menos hecho.
  6. Deja reposar la carne entre 3 y 5 minutos antes de cortar, efectúa los cortes al bies, quedan más bonitos.
  7. Saltea la piña con la soja y el azúcar, aguarda unos minutos hasta que se caramelice y apaga el fuego.
  8. Sirve los magrets cortados al bies con la piña caramelizada, incorpora el cilantro y sirve.
AQUÍ puedes ver otras recetas con carne.

A disfrutar!

 

¿Qué te ha parecido esta receta?

Tu valoración, aquí: 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars votos)
Cargando…
Publicidad
Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *